Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: drogodependencias
Mostrando entradas con la etiqueta drogodependencias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta drogodependencias. Mostrar todas las entradas

2018/12/06

EL HAMBRE DEL ALMA

El hambre del alma: sensibilidad, inteligencia y adicciones


Ser humano significa tener apegos. En algún nivel, todos somos adictos a algo. Hemos sido adictos por edades. Aceptar esta verdad significa que estamos cambiando nuestra percepción de lo que significa ser un adicto. 

¿Pero dónde empieza la adicción? El alcohol tiene un papel de larga duración en la historia. Incluso en la prehistoria, los humanos consumían alcohol mucho antes de que inventáramos la escritura. El consumo de sustancias ha promovido el desarrollo del lenguaje, las artes y la religión a lo largo de la historia. Y no solo los humanos encontraron placer en los estados alterados de la mente. Incluso los animales aprendieron sobre los efectos del etanol a partir de frutas excesivamente maduras o podridas. Los primates pudieron haber sido los primeros alcohólicos. Esto hace que los humanos modernos estén pre-adaptados para consumir bebidas espirituosas. 

El antropólogo Roger Sullivan afirma que estamos preparados para consumir drogas como una estrategia de supervivencia: "los ancestros humanos podrían haber utilizado alcaloides estimulantes como la nicotina o la cocaína para ayudarles a soportar las duras condiciones ambientales", dice Sullivan. Así que, buscamos plantas con un alto contenido de alcaloides para vivir un día más, no por placer. Al menos, no por aquel entonces. 




El hambre del alma: sensibilidad, inteligencia y adicciones
El hambre del alma: sensibilidad, inteligencia y adicciones


POR QUÉ ME VUELVO ADICTO


Los científicos citan la evolución natural del cerebro como causa de las adicciones. El enlace sináptico para la adicción se configura con bastante facilidad. Es como si el cerebro, específicamente la zona de la corteza prefrontal, pareciera estar diseñado para la adicción. Dice Sullivan que "el aumento del flujo de dopamina cultiva cada vez más sinapsis en la corteza orbitofrontal y en el estriado ventral, sinapsis que representan todos los detalles, el valor y la importancia de lo que se anhela". 

La apetencia del cerebro por la dopamina guía el comportamiento y las acciones hacia el objetivo de las buenas sensaciones y entonces se crea un circuito neuronal específico. Este circuito de persecución de objetivos es bastante "flexible". Aprende rápido. Estamos listos para probar nuevas recompensas y perseguirlas incluso si no son tan nobles como se anticipa, incluso ante la vergüenza y la culpa. El circuito de persecución de objetivos es  en realidad "demasiado flexible".

Pero, ¿qué sucede cuando la adicción se convierte en parte de nuestra identidad y va más allá del cuerpo físico o la elección? ¿Qué sucede cuando la adicción está incrustada en el alma?

LA ADICCIÓN INHERENTE A LA NATURALEZA HUMANA


Algunos dicen que la adicción comienza antes de que se forme el cuerpo, que está incrustada en el ADN de nuestros padres cuando se unen su esperma y su óvulo. A medida que el feto se desarrolla, algo más sucede entre la madre y el bebé. Las mujeres se preocupan por los riesgos de su salud física durante el embarazo, pero también deberían velar por su salud mental. El bienestar del bebé depende de un estado emocional equilibrado. In vitro, el bebé experimenta el mundo, más específicamente, a través del cordón umbilical. Si la madre sufre ansiedad, depresión o problemas de codependencia, el bebé se convierte en el receptor de esas emociones. Y más tarde, pueden convertirse en una serie de temores y hábitos inexplicables. 

La adicción no responde solo a una causa genética, está impresa en nuestras almas lo creas o no. Podemos sanar a través de la comprensión del pasado y usarlo para potenciar nuestro futuro.

LA ADICCIÓN ESTÁ EN EL ALMA


El psiquiatra M. Scott Peck tiene su propia teoría sobre el alma, el trauma y la adicción. Separarse de La Fuente (Dios o amor universal) es traumático. Nos impulsa a reconectarnos sin entender por qué o cómo. No tenemos un mapa para mostrarnos cómo llegar o un plan para comenzar el proceso. Pero siempre estamos buscando. Cuando nos volvemos adictos, lo que realmente buscamos es reconectarnos con esa fuente. Sin esa conciencia, buscamos otras vías que nos acerquen a un sentimiento de euforia y trascendencia. Nada puede sustituir la fusión con la fuente. Durante una conferencia en 1991 ("Adicción: La enfermedad sagrada") el Dr. Peck explicó:


“Al nacer, los humanos se separan de la Fuente, de Dios. Todos somos conscientes de nuestra separación, pero algunos de nosotros somos más sensibles a ella que otros. Las almas sensibles sentimos un vacío, un anhelo, a lo que muchos de nosotros nos referimos como "un agujero en el alma". Sentimos que falta algo, pero no sabemos qué es. Anhelamos el alivio del doloroso vacío en el interior ... pero estamos confundidos acerca de lo que aliviará nuestra enfermedad existencial. Cuando nos damos cuenta de esta pieza faltante, nuestra inclinación natural es llenar el vacío, el que solo puede encarnar un poder superior. Ya que el despertar aún no ha llegado a nuestra conciencia, buscamos formas de aliviar ese anhelo. Y muchas veces, esos comportamientos pueden volverse tóxicos, o incluso conformar procesos adictivos".

LOS ADICTOS Y SUS RASGOS

El doctor Peck dice que las personas compulsivas o adictivas, como grupo, son más sensibles, más inteligentes y más creativas que la población en general. Observó que es nuestra naturaleza sensible/inteligente/creativa lo que nos hace más susceptibles al alcohol, las drogas y otras adicciones. Es un "hambre" profundamente espiritual, un anhelo de volver a casa, volver a la Fuente. La adicción es una enfermedad del alma, donde el espíritu lucha con la carne. Una vez que comenzamos a comprender esto, podemos abrir canales para sanar y destruir los estigmas en torno a lo que significa ser un adicto.


El abuso de sustancias es una palabra de moda en boca de muchas personas hoy en día. Es un fenómeno tan común que nos sorprende saber que hay miles de personas que son secretamente adictas. Es como un culto a los adictos. La gente habla con franqueza sobre sus trastornos por uso de sustancias y escribe libros sobre sus luchas particulares. 


Ser abierto sobre esto al tratar el tema de las adicciones, nos permite ver quiénes somos realmente. Ya sea que creamos que es a través de la genética o la epigenética, el hecho es que no nos hemos alejado del comportamiento adictivo durante nuestro paso por el planeta Tierra. Así que, parece que ese es nuestro destino. El nacimiento del ser humano viene con un trauma y eso por sí mismo es suficiente para empujarnos hacia los deseos. Hacia los anhelos de una forma persistente.

2018/09/24

KENSINGTON BLUES

Al hilo de la última entrada en el blog ("fotografiando adicciones") queremos ofreceros una breve transcripción del genial documento gráfico  "Kensington Blues" (por Jeffrey Stockbridge) que ilustra de forma excepcional la expresión que supone, tanto para las personas como para las comunidades, padecer adicciones. Consigue, bajo nuestro punto de vista, transmitir un estereotipo diferente del adicto a las drogas, ya que en numerosas ocasiones se omite la parte más humana de quienes están afectados por este tipo de patologías.

Kensington Blues “es un proyecto de fotografía llevado a cabo entre 2008 y 2018 de los vecinos y residentes que viven a lo largo de la Avenida Kensington, en el norte de la ciudad de Filadelfia. Durante el siglo XIX, Kensington era un vecindario de clase trabajadora fuerte, un líder nacional de la industria textil y hogar de una población muy diversa de inmigrantes principalmente. La reestructuración industrial de mediados del siglo XX condujo a un fuerte declive económico que incluyó un alto desempleo y una importante pérdida de población. Hoy en día, Kensington Avenue es famosa por el abuso de drogas y la prostitución. La avenida corre 3 millas a través de lo que ahora es un vecindario peligroso y lleno de delincuencia. Las mujeres -algunas tan jóvenes como de veinte años, y otras que han estado dentro y fuera de la avenida durante esos mismos veinte años- pueblan el vecindario en gran número. La prostitución se ha convertido en una norma social. Las drogas como la heroína, la cocaína, el crack o el xanax ® (alprazolam) están agotadas a la vista del transeúnte. Los adictos te venden agujas limpias por un dólar cada una. Las agujas limpias también equivalen a una bolsa de droga. 

Con el rugir de las vías del tren que la sobrevuelan, Kensington Avenue se encuentra en un perpetuo ajetreo. Al trabajar con una cámara 4×5, he elegido deliberadamente un proceso fotográfico lento para ralentizar la velocidad de la vida a medida que pasa a lo largo de la avenida. El enfoque de mi trabajo es el retrato. Quiero aprovechar y plasmar el estado de ánimo de los que viven en Kensington. Me interesa saber cómo las personas sobreviven en este vecindario y en sí mismas. Les pido a los residentes que compartan sus historias y yo grabo el audio o hago que escriban en mi diario. El objetivo de mi trabajo es permitir que las personas se relacionen entre sí de una manera fundamentalmente humana, a pesar de las diferencias comúnmente percibidas. Confío en la confianza y sinceridad de aquellos a quienes fotografío para ayudarme en este proceso” (Jeffrey Stockbridge ©).

JENNIE


Jennie 2017 Jeffrey Stockbridge ©


Jennie C., de 32 años, había estado abusando de las drogas durante casi 20 años antes de que ingresara recientemente (2017) en el centro de recuperación "First Stop" (Primera Parada) en el vecindario de Kensington en Filadelfia. "La primera vez que me la inyecté (la heroína) tenía 17 años", dijo Jennie, que no quiso usar su apellido. "Acababa de graduarme de la escuela secundaria, y ya lo hice desde ese momento en adelante. La vida simplemente se hizo diferente. No sabía que iba a terminar como lo hice. Así fue ya todos los días".

Viviendo en Poconos en aquel momento, Jennie viajaba a Kensington para comprar drogas y luego regresaba a casa. Eventualmente, sin embargo, sus padres la echaron, y Jennie entró y salió de la cárcel con frecuencia, pasando del sofá de una persona a otra, durmiendo en la calle, y a veces recurriendo al trabajo sexual para pagar las drogas. "He tenido algunas malas experiencias en las calles", dijo Jennie. "Se han aprovechado de mí. Me han robado. Me han saltado. Me violaron. No estoy bien, pero tal vez es algo que no he aceptado del todo o realmente, pensándolo bien. Pero esto viene con el territorio de las drogas".

Finalmente, cansada de echar a correr, Jennie aterrizó en "First Stop" hace un mes y medio por recomendación de un amigo. Allí dejó de usar la heroína y de fumar crack, de golpe, sin ayuda farmacológica (a esta forma de desintoxicarse, se le denomina "cold turkey"). Jennie tuvo una semana bastante difícil de retiro. Y ahora está cumpliendo el programa de 12 pasos en el centro de recuperación y se está convirtiendo en parte de una comunidad que trata de mejorar desesperadamente sin dinero gubernamental ni intervenciones médicas.

FRANK


Frank, director de First Stop, Jeffrey Stockbridge ©

"First Stop" no tiene licencia para dispensar Suboxone ®, Metadona o Vivitrol ® (naltrexona). Tampoco su propietario, Tony Gardner (un quiropráctico del condado de Bucks) quiere ofrecerlas, ya que lo ve como "cambiar una adicción por otra", una opinión generalmente sostenida por sus pacientes pero no por muchas otras personas en recuperación, los médicos, y otros centros de tratamiento. 

Frank Aikens, el director de "First Stop", alienta a los ex pacientes a tomar a los residentes bajo sus alas y enseñarles nuevas habilidades. "Tenemos un montón de mano de obra cualificada", dijo Gardner. "Tenemos maestros fontaneros, maestros electricistas, maestros carpinteros, albañiles, todo ese tipo de cosas. Entonces, una vez que los limpiemos y vuelvan a funcionar en la sociedad, eventualmente lo que me gustaría hacer es comenzar nuestra propia empresa de construcción. Cogemos a todo el mundo que viene", dijo Gardner. "Si tiene un registro policial o una orden de arresto, no nos importa, lo admitimos. Lo primero es que le traigamos aquí, le limpiemos, trabajamos en su sobriedad. Entonces podemos gestionar con él su orden de arresto y así poder aclararlo todo"

Durante los primeros 30 días, los residentes no pagan nada, y su estancia se enfoca exclusivamente en estar sobrios bajo la atenta mirada de Frank, de 56 años, nativo de Kensington, y con 30 años de abstinencia, y de  sus compañeros. Luego los alienta a salir y conseguir trabajo. Algunas personas han vivido en "First Stop" durante años. Pero ese no es el objetivo.

CARROLL Y SHELLY


Tic Tac & Tootsie 2009 Jeffrey Stockbridge ©
Conocí a "Tic Tac" y a "Tootsie", también conocidas como "las gemelas", de pie, en la esquina opuesta a Huntingdon Park El Station, a lo largo de Kensington Avenue. En el momento en que hice esta fotografía, las hermanas tenían 20 años y habían estado viviendo en la calle desde hacía más o menos un año (Carroll a la izquierda y Shelly, a la derecha).

Shelly: "La única razón por la que nos prostituimos y estamos aquí es para poder sacar dinero y así tener un lugar para descansar. Nos cuidamos mutuamente, si no puedo obtener dinero, ella me lo da y cualquier dinero que conseguimos lo compartimos. Nuestro dinero está junto, mi dinero es su dinero, su dinero es mi dinero. Hay muchos tipos que te cogen e intentan decirte que son policías encubiertos, que si no tienes sexo con ellos te encierran. Necesitamos dinero rápido porque necesitamos dormir un poco cada día. Quiero decir, créeme, no queremos estar aquí haciendo esto. Esto es lo último que quiero hacer. Pero hago lo que tengo que hacer para cuidar a mi hermana. Porque ella es todo lo que tengo y  yo soy todo lo que ella tiene. Apenas nos prostituimos, lo hacemos de vez en cuando para tener a un lugar donde dormir. Hacemos más o menos un servicio por día"

Carroll: "Empezamos con las "Zanies" (Xanax ®), de vez en cuando tomamos "Wet" (PCP), y a veces usamos Percocet ® (oxycodona), eso es todo. No tomamos drogas duras como heroína o crack, nada de eso. Tampoco bebemos alcohol ... Hemos estado aquí un año. Mi padre vive en una casa a medio camino de aquí y mi madre vive con su novio. Ella nos da dinero de aquí y allá, pero no podemos vivir con ella. Hemos sido violadas, atadas, los muchachos intentan decirnos que son policías encubiertos ... Es por eso que nos mantenemos unidas, y por eso tratamos de estar ahí la una con la otra tanto como nos sea posible ... porque una sin la otra te garantizo que estaríamos muertas. No hubiésemos llegado tan lejos. Estuvimos fuera todo este invierno. No teníamos dónde vivir y lo logramos, durmiendo en la calle ... juntas. Y como ... somos gemelas, pero como ... soy la hermana mayor. Estamos separadas por siete minutos, pero aún así me siento obligada a cuidarla y me duele que no pueda darle una casa y cosas por el estilo. Así que trato de hacer lo mejor que puedo para asegurarme de sacar dinero y tener un lugar donde descansar, para la comida y cosas así. No importa lo que tenga que hacer, cualquier cosa necesaria para eso la haré".


CARROLL


Carroll 2009 Jeffrey Stockbridge ©

Unos meses después de la reunión con Carroll y Shelly, ví a Carroll dormida y sola en los escalones de la iglesia adyacente a Huntingdon El Station. Es mediodía, Carroll está durmiendo como una roca. Carroll a menudo duerme a la intemperie durante el día como medida de seguridad, sujeta firmemente en su regazo una bolsa con sus pertenencias personales. Al volverte vulnerable encuentras un tipo de protección que la activista y escritora Jane Jacobs denomina "Ojos en las calles", también conocida como "Vigilancia Natural". Me acerco e intento hablar con ella, pero está inerte, anclada a los escalones. Se avecina tormenta, así que configuro mi cámara rápidamente y saco una fotografía antes de que caiga una lluvia torrencial. Cuando comienza la lluvia, Carroll vuelve a la vida. Lentamente se levanta y camina hacia las vías para refugiarse ..."

DEBBIE


Debbie 2009 Jeffrey Stockbridge ©
"Mi nombre es Debbie McConnell, y ahora vivo en Staunton, Virginia, llevo 7 años limpia. No recuerdo exactamente en qué hice clic para encontrar la página de Kensington Blues, pero vi algo y pensé que debería hacer clic en ella. Recordé a un tipo tomando fotos allí. Recuerdo también haber escrito en un diario, pero no veo mi entrada en el libro. Pero recuerdo haber escrito algo. Por lo tanto, era como dejarme ver a través de eso y mirar de qué se trataba. Entonces, vi un pequeño vídeo del documental y luego me di cuenta de que conocía a todas las personas que lo componían. Y entonces fui haciendo clic en todas los enlaces y encontré los archivos. Comencé a revisar a cada persona y cuando hice clic en Justine, pensé: esa soy yo, jajaja. Pero mi nombre no es Justine, creo que dije que sí, pero estaba como “uauu”, eso, tan loca … No te envié un correo electrónico de inmediato, supongo que fue como un mes antes, y luego pensé "que bueno, déjame ver si hay una forma de contactarlo" porque pensé: no hay muchas buenas historias que salgan de estas personas, porque sé que muchas de ellas han fallecido y … luego pensé que sería bueno tener al menos algo positivo, ya sabes, después de todo esto". 


Diario Debbie 2009 "I started wrong when I was 21 .." Jeffrey Stockbridge ©

"Sabes una cosa, la chica que se llamaba CORINNE (siguiente fotografía) acaba de morir de una manera terrible, no sé si has oído hablar de ella, pero también está en la página y su diario es … ella fue buena amiga mía durante muchos, muchos años. Estábamos en la cárcel juntas, estábamos en la calle juntas. Peleamos la una junto a la otra, quiero decir que fue ... nosotras, habíamos pasado por el infierno y volvimos, así que fue triste verla allí". JS: Debe ser bastante loco, sabes que has estado cerca de mucha gente en la avenida que no lo hizo (salir), pero tú lo lograste. ¿Por qué crees que lo hiciste? DM: "Solo porque ya no estoy allí, porque siento que, si alguna vez volviese, estoy segura de que sería mi muerte. Recuerdo estar allí sentada pensando "no puedo seguir haciendo esto. No puedo, simplemente no puedo hacerlo". Me han violado cuatro o cinco veces, solamente me han pegado una vez, gracias a Dios. No creo que tengas a Marlo en el libro. ¿Está ella en el libro? ¿Sabes quién es Marlo? Bien, no la vi. Pero recuerdo cuando la golpearon, creo que fue el estrangulador de Kensington, y como la encontraron con la cara desencajada, solo con un sujetador, caminando por la calle. Ella no estaba limpia, sabes, siempre piensas, ¿qué tiene que pasar para que no lo hagas más? 

CORINNE


Corinne 2009 Jeffrey Stockbridge ©

Sigue Debbie: "Es gracioso porque cuando empecé a drogarme, las chicas me decían que todas las chicas de la cárcel del condado de Bucks eran así y decían “eres una aspirante a adicta'”. Piensas “Tú, lo sabes, tú no eres realmente una adicta”. Como tampoco sé por qué pensaron que yo solo quería ser esa persona, por alguna razón, yo solo lo fui. Pero, vengo de una buena familia y un buen vecindario. No vivía en Kensington, vivía en el condado de Bucks. Y solo fue una vez lo de las drogas, con un novio que tuve y su hermana... en fin, así es como empecé. Entonces yo estaba sola, ¿como voy a ir allí? y un día fui y nunca más volví, me quedé atrapada. Eso fue desde 2001 hasta básicamente 2010. Ahora, he estado en la cárcel más de lo que he estado en la calle. Tengo 95 cargos en mi registro. Entonces, esa es mi mayor lucha ahora, y es que no te das cuenta de lo que estás haciendo con tu vida. Cada vez que empieza el día, decides que ya no quieres hacer eso nunca más …"


Debbie 2009 Jeffrey Stockbridge ©

*14 Sep 2018: Deborah Lynn McConnell, de 38 años, del condado de Fairfax, falleció inesperadamente el sábado 4 de agosto de 2018 en Baltimore, Maryland. Su cuerpo fue encontrado en la esquina de las calles Willard y Hollins en el oeste de Baltimore. La forma de la muerte no está determinada, sin embargo, el médico forense ha informado que se encontró Fentanilo en el cuerpo de Debbie ..





Debbie 2009 Jeffrey Stockbridge ©


Book SpecsISBN: 978-0-692-75333-0
Linen Bound, 4″x5″ Image Tipped in, De-bossed.
Page Count: 168
Color Photographs: 91
Size: 10” x 12.5” Portrait
Price: $60.00
Kensington Blues + Free Shipping within the United States
Price: $60.00 USD

Buy Now Button

leer más: clic aquí





adicciones, dejar la cocaína, dejar el alcohol, centro desintoxicación, alcohol, alcoholismo, IVATAD, PSICOLOGÍA ADICCIONES, TRATAMIENTO ALCOHOLISMO VALENCIA, valencia adicciones, dejar las drogas



2018/09/16

FOTOGRAFIANDO ADICCIONES

Las imágenes vivirán para siempre. Desde mi experiencia personal, creo que los adictos aceptarán muchas cosas cuando están drogados y no las aceptarán cuando estén limpios y sobrios. Es difícil para alguien con adicción y consumiendo dar el consentimiento informado, sin saber a dónde van esas imágenes, especialmente hoy en día. En los años 80, sabías que iba a ser un periódico específico, una revista o un libro, y eso era todo. Ahora, porque hay Internet, múltiples plataformas y medios digitales, todos pueden ver todo. Como adicto en recuperación, con los cambios que ha supuesto internet, ahora sé que esas imágenes vivirán para siempre. Cuando buscas trabajo la gente te mira en Google rápidamente. Si lo que aparece es una imagen de que tomas o has tomado drogas y tu nombre está vinculado a ellas, el empleador hace suposiciones instantáneas sobre tu vida y sobre quién eres. Una suposición común es que los adictos no se recuperan nunca. Eso es bastante probable que se suponga a toda hora.

El funcionamiento del adicto. Hay muchos adictos en activo. Es por eso que, cuando Philip Seymour Hoffman murió por sobredosis, piensas algo como "Oh, Dios mío". Lo escuchas todo el tiempo. No solo para personas famosas, sino para otras personas cualesquiera, incluso los desconocidos. La adicción va sobre esconderse. Cuando tú estás en eso, siempre lo ocultas. Es por eso que no ves imágenes del adicto en esa zona gris de su funcionamiento, ya que las más habituales van dirigidas hacia el adicto en su expresión más disfuncional. La gente no quiere hablar de eso, porque no se quiere que se sepa, y también porque es ilegal. Todo lo que tiene que ver con drogas y quienes las usan es ilegal.

El contexto. Dependiendo de cómo se usa una imagen y cuál es su contexto, podría querer decir algo muy, muy diferente. La misma imagen se puede usar de una manera gratuita, voyeurista, dentro de un blog, o sin contexto alguno. O puede también ponerse en el contexto de "cómo era esa persona", "esta era su trayectoria" o también "aquí es donde está ahora", o "como encontró la recuperación". Las imágenes pueden hacer mirar hacia atrás y decir: "Uaaau". Las imágenes de adicciones, en sí mismas, pueden malinterpretarse y malinterpretarse. Publicarlas junto con texto, entrevistas, citas y datos es la forma más poderosa de hablar sobre las adicciones y la recuperación.

Explotando la adicción. Los periodistas están sujetos a estándares de ética profesional. Pero luego tienes los vídeos de las redes sociales, como Instagram, Snapchat, Tumblr y Facebook o Twitter. Hoy por hoy son los vídeos virales los que se convierten en algo importante dentro del mundo de los medios. No hay una gran cantidad de personas que lean por ejemplo The New York Times, en comparación con los que acceden a Instagram o Facebook diariamente. Hay personas que navegan por los barrios y fotografían prostitutas o adictos, les ofrecen drogas para conseguir su material. Esas personas no tienen ningún estándar de ética periodística ni personal. Ni escrúpulos. 

Puede ser muy problemático que el mundo de los medios haya cambiado tanto en los últimos 15 años en este sentido. Las personas pueden grabar vídeos con sus teléfonos y publicarlos instantáneamente, vulnerando el derecho al honor y a la intimidad, entre otras cosas. A diferencia de alguien que investiga e investiga algo, le dedica tiempo, lo edita, lo perfecciona y lo publica en una revista tradicional o en línea, a través de internet. Cuando los fotógrafos fotografían a los adictos realizando actividades ilegales, comprando drogas, comercializando con ellas, o graban en edificios donde se venden y consumen esas drogas, están poniendo a ese adicto en el radar de la policía. La policía se está volviendo inteligente sobre cómo rastrear este tipo de cosas. Descubren dónde ocurre eso, y a veces acaban acechando esas casas y tomando medidas, seguramente, contra los más "desprotegidos socialmente", los propios adictos. 

Tomando tiempo. Había una pareja de adictos en Memphis que tenían más de 50 años. En el otoño de 2016, habían consumido heroína en una tienda de esa localidad, salieron a la calle y la heroína era tan pura que comenzaron a caerse al suelo. La gente los empezó a grabar en vídeo y alguien lo transmitió en directo a través de Facebook. Y el vídeo se volvió viral. Aproximadamente un año después, la revista Time, hizo un seguimiento a la pareja, enviando un fotógrafo y un  escritor para pasar tiempo con ellos y averiguar su situación actual. Las personas que estaban en el vídeo ahora estaban limpias. Desde hacía poco tiempo, pero estaban limpias. El artículo iba sobre cómo encontraron esas personas la recuperación. Hay mucha vergüenza en las imágenes de adicción, pero el vídeo que se volvió viral fue lo suficientemente poderoso para ellos como para que la pareja mirara sus vidas y dijera: "Uauu, yo no quiero ser esa persona ". Ese fue el impulso que promovió que fueran a rehabilitación, recibieran ayuda y se desintoxicaran. A pesar de que eran relativamente nuevos en recuperación, las imágenes y las entrevistas en Time fueron convincentes e interesantes, en la forma en que hablaron sobre su vida anterior y sobre qué cosas les estaba otorgado la recuperación. 

Fotografiando la recuperación. Las fotografías de la adicción tienden a ser sobre el exterior, el usuario y el medio ambiente. Sobre las personas a tu alrededor, sobre la oscuridad, y la severidad. Mientras que las imágenes de la recuperación son mucho más sobre lo que sientes por dentro y lo que sientes hacia el mundo, los que te rodean, tu agradecimiento por estar en recuperación. Es como todo lo demás en la vida. Tienes altibajos, tiempos felices y momentos no tan felices. Nuevamente, es el contexto lo que cuenta. 

¿Cómo poder decir algo acerca de las adicciones y la recuperación que sea real pero convincente al mismo tiempo?


El fotógrafo Graham MacIndoe dejó su Escocia natal en 1992 para desarrollarse en Nueva York. Trabajó para medios como The New York Times Magazine y The Guardian, tomando fotos de Quentin Crisp, Michael Jackson y otros artistas, músicos y escritores. Se adentró en el mundo de las drogas, luego se volvió adicto a la cocaína y a la heroína. Documentó su descenso en la adicción a través de una serie de autorretratos. Arrestado por tenencia de drogas en 2010, aterrizó en la cárcel de Rikers Island. Se inscribió en un programa de rehabilitación mientras estaba detenido en un centro para detención de inmigrantes. Hoy está trabajando nuevamente como fotógrafo independiente y enseñando fotografía en Nueva York. Regresó a Escocia para una visita en 2017 cuando la National Portrait Gallery abrió "Graham MacIndoe: Coming Clean", una exposición de las fotografías tomadas durante su proceso de adicción.





adicciones, dejar la cocaína, dejar el alcohol, centro desintoxicación, alcohol, alcoholismo, IVATAD, PSICOLOGÍA ADICCIONES, TRATAMIENTO ALCOHOLISMO VALENCIA, valencia adicciones, dejar las drogas


Carrer de Pizarro, 12, 3, 46004 València, Valencia


2018/07/31

DROGAS DE SINTESIS

La elaboración de sustancias o drogas sintéticas generan un mercado muy amplio en el que se puede adquirir drogas con miles de combinaciones debido a que se fabrican mediante procesos químicos, pero esto tiene un mayor riesgo en la persona debido a que estas combinaciones no están registradas y los profesionales sanitarios no sabrían actuar ante intoxicaciones de este tipo de sustancias debido a que no se conocen los efectos de estas. Este tipo de sustancias surgieron para satisfacer nuevas demandas de los consumidores. A continuación, presentamos algunas de las sustancias o drogas sintéticas y sus efectos. 

Hardcore, Pescao, Spice o Marihuana sintética: es una mezcla formada por hierbas más o menos inocuas con sustancias sintéticas que son muy similares en su estructura química al THC (principal principio activo del cannabis) pero que producen un efecto mucho mayor que la marihuana tradicional, hasta veces más potente. La marihuana sintética se adquiere bien en el mercado negro o en internet. Los efectos de esta droga son: estado de ánimo alterado, percepción alterada, relajación, potentes efectos psicóticos, taquicardia, vómitos y agitación. El spice no es marihuana y su uso es bastante peligroso.



Hardcore, Pescao, Spice o Marihuana sintética
Hardcore, Pescao, Spice o Marihuana sintética











N-BOMe: Esta droga sintética se utiliza como una alternativa al conocido LSD o a la mescalina. Los efectos de esta droga pueden duran mas de medio día con una cantidad pequeña. Su consumo puede ser en forma líquida o en polvo, por lo que se puede inyectar, fumar o inhalar. Algunos de los efectos que puede generar esta droga son: agresividad, alucinación, automutilación.




N-BOMe drogas
N-BOMe


Sales de baño o mefedrona: Las sales de baño son un grupo de sustancias sintéticas que generan en la persona que las consumen un estado de agresividad y alucinación, e incluso un estado psicótico. Se les da este nombre porque el formato de venta es una bolsa en la que pone que son para darse un “baño relajante”. Los efectos de esta droga duran entre tres y cuatros horas, pero los efectos a nivel cardíaco tienen una duración mucho más prolongada.





Sales de baño o mefedrona
Sales de baño o mefedrona







centro desintoxicacion valencia, dejar los porros, marihuana sintética, hardcore, pescao valencia, cannabis sintético, drogas, drogodependencias, legal highs, valencia adicciones, ivatad dejar las drogas. Mefedrona. Sales de baño




Carrer de Pizarro, 12, 3,46004 ValènciaValencia

2018/07/06

MUJERES ADICCIONES E INVISIBILIDAD

Adictas invisibles. Benzodiacepinas, alcohol y juego


En nuestro país, cada día, personas con problemas con sustancias, piden ayuda a centros de tratamiento de drogodependencias. Los profesionales de la salud tienen claro que es una problemática que hay que erradicar pero que cada vez se acentúa más. Muchas de estas personas son varones, de una edad comprendida entre los 30 y los 50 años, con trabajo y familia. Pero ¿Qué pasa con las mujeres a este respecto en nuestro país? ¿La adicción es algo solo de hombres?

La respuesta a esta pregunta es que LAS MUJERES TAMBIÉN SUFREN ADICCIONES a cualquier tipo de sustancias: alcohol, cocaína, heroína, cannabis, benzodiacepinas, etc. O incluso una adicción comportamental como son el juego (LUDOPATÍA), al móvil, a las compras, al sexo etc. Sin embargo, ellas acuden menos a los centros de tratamiento para recibir información o una intervención que les ayude a dejar las drogas u otras conductas adictivas.


mujeres adicciones invisibilidad
mujeres adicciones invisibilidad


El perfil de la mujer adicta


El perfil de mujer que presenta una adicción en España es el de una mujer de entre los 35 y los 50 años, con trabajo y familia, normalmente consumidora de alcohol, aunque se puede dar otras sustancias como la cocaína o las benzodiacepinas. Esta invisibilidad que tienen las mujeres es debido al estigma que hay alrededor de la adicción y como la población ve a este grupo de personas que lo padecen. Esta visión tan negativa de lo que es la adicción, se intensifica cuando se trata de mujeres. Debido a esto, muchas féminas tardan mucho más tiempo que los varones en pedir ayuda o pedir tratamiento para combatir la adicción.


A parte de esto, muchas mujeres que sufren una adicción han sufrido violencia machista en algún momento de su vida. Esto intensifica y agrava la problemática debido a que los profesionales tienen como objetivo tratar la adicción y tratar las secuelas o las consecuencias de haber sufrido violencia de género en cualquiera de sus variantes.


como dejar las benzodiacepinas.Adicciones y dejar la cocaína. Ayuda para dejar el alcohol.Un centro de desintoxicación en valencia. Solucionar el alcoholismo en IVATAD PSICOLOGÍA.Ayuda para dejar las pastillas o las drogas.


Carrer de Pizarro 12, 3, 46004 València
.

2017/12/28

MINDFULNESS VALENCIA ADICCIONES

¿Qué es mindfulness?


El Mindfulness, o Atención Plena, significa, como concepto psicológico, prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. Es una técnica que proviene de los países budistas del Asia oriental, al igual que otros tantos tipos de meditación, pero en este caso, la principal diferencia entre estas últimas y el Mindfulness es el papel que ha jugado la ciencia en la investigación de los efectos que producía esta en las personas. Gracias a la investigación, se ha demostrado que es efectivo para reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, la autoestima, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y a la depresión, y para la prevención de recaídas en adicciones. Debido a estos avances en los últimos los últimos 30 años, la práctica del Mindfulness o Atención Plena está integrándose a la medicina y psicología clínica occidental como alternativa o complemento de las ciencias más tradicionales.



mindfulness valencia adicciones
mindfulness valencia adicciones


Mindfulness y Tratamiento de adicciones


Desde Valencia Adicciones IVATAD, incorporaremos en el año 2018 al tratamiento de las adicciones el Mindfulness como medida complementaria, para incrementar la eficacia de la propuesta terapeutica basada en la psicoterapia. 

Mindfulness Valencia

Además, no solo se pueden beneficiar nuestros pacientes de esa técnica sino que, cualquier persona interesada en aumentar su calidad de vida, autoestima, autocompasión, autoconciencia y bienestar emocional, podrá inscribirse a nuestros grupos o talleres que tendrán lugar en nuestra clínica a partir de Enero y Febrero del próximo año 2018. Para más información ponte en contacto con nosotros en cualquiera de las siguientes direcciones:


Teléfonos: 628.07.24.94 y 617.84.64.02


Dirección: C/Pizarro 12 pta. 3 Valencia 46004




Desde el equipo de Valencia Adicciones aprovechamos también para desearles a todos nuestros lectores, a los pacientes que atendemos, a los que atendimos, y a sus familiares, unas felices fiestas y un próspero año nuevo 2018. 


Gracias a to2!








:)

2014/12/17

LA CLAVE, LA PERSONA

Informar sobre los riesgos del consumo de drogas, alertar sobre los peligros de su consumo abusivo o cuestionar sus supuestos beneficios han sido hasta ahora los ejes más recurrentes de la comunicación de las campañas de la FAD en las dos últimas décadas. Sin embargo, con la campaña que hoy se presenta la FAD apuesta claramente por una nueva línea de comunicación en la que las personas son la clave para reducir dichos consumos y su impacto.


La FAD plantea ahora trabajar básicamente con los sujetos. En palabras del director general de la FAD, Ignacio Calderón, “sabemos que existen muchos riesgos en el consumo de drogas, pero la FAD entiende que la mejor forma de enfrentar y paliar esos peligros ahora es dejar de insistir sobre los riesgos, sobradamente conocidos, y tratar de reforzar la capacidad personal para enfrentarse a ellos”.

fad drogas campaña adicciones

“Después de 25 años sabemos que la clave es trabajar con las personas”


De hecho, la FAD ha defendido desde hace años la necesidad de analizar y enfrentarse a los consumos de drogas no como un fenómeno aislado, sino como una conducta de riesgo social cuyas raíces (su sintonía con los valores imperantes, su funcionalidad, su potencialidad identitaria, etc) son en gran medida comunes a otras conductas de riesgo social.

Por eso, y para seguir avanzando en la prevención de los consumos, FAD ya no puede ocuparse sólo de las drogas, ni preocuparse sólo por los problemas. La FAD tiene que contemplar todos  los elementos  (contexto cultural, valores, estilos de vida, identidades, hábitos, necesidades, aspiraciones, proyecto vital) en los que los consumos aparecen, a veces marginalmente y en ocasiones vinculados de manera decisiva.

No se trata de que FAD plantee un cambio de objetivos, sino de una adaptación estratégica para mantener las finalidades habituales. Y esta adaptación se concreta en CUATRO claves básicas.

1.     Trabajo centrado específicamente en adolescentes y jóvenes.
2.    Análisis de la realidad juvenil desde todos los prismas.
3.    Prevención de riesgos, tanto de consumos de drogas como otros.
4.    Desarrollo integral de la persona a través de estrategias fundamentalmente basadas en la educación en valores.

Como afirma el director general de la FAD, Ignacio Calderón: “Para poder ser más eficaces es necesario asumir que, tras décadas de campañas informativas, los consumidores conocen los riesgos que implica el consumo de drogas, pero éstos se ven matizados por las expectativas de beneficios, por imaginarios que pudieran parecer. De hecho, según las investigaciones de la FAD, el mayor riesgo que los jóvenes temen en relación con el consumo de drogas es el riesgo de exclusión; y ese riesgo se deriva no de consumir sino de no hacerlo”.

Es decir, al margen de los diferentes problemas que pueden generar los consumos de drogas, las estrategias preventivas deben tener en cuenta que existen determinados aspectos de funcionalidad y utilidad para quienes realizan dichos consumos. Por tanto, una estrategia de enfrentamiento que parecería adecuada sería la prevención inespecífica, no dirigida en exclusiva a enfrentar el consumo de drogas sino a la promoción de conductas, actitudes y valores que contribuyan a la construcción de personas capaces de gestionar su realidad y a la generación de estilos de vida positivos. En definitiva, educación. Educación "en valores" desde la etapa infantil –otra apuesta de la FAD- para dotar de herramientas y recursos personales a adolescentes y jóvenes que les permita enfrentarse al consumo -y otras conductas de riesgo- de la forma más eficaz.

 “LA CLAVE, LA PERSONA”, EL SLOGAN
La campaña utiliza algunas de las imágenes más emblemáticas de las campañas de la FAD: el gusano entrando por la nariz, el lema “Engánchate a la vida” o el comecocos, entre otras. De esta forma se realiza un recorrido visual por la historia de las campañas de la FAD que son recordadas y/o reconocidas por más de un 90% de la población española de 15 a 65 años.
Entre las imágenes alusivas de las campañas, se intercala el mensaje: “Explicamos sus peligros. Intentamos que no se consumieran. Después de 25 años sabemos que la clave es trabajar con las personas”

El concepto creativo de la campaña, plasmado en un spot para TV, una cuña de radio y una gráfica para prensa y publicidad exterior, ha sido desarrollado por la agencia Publicis, que desde enero de 2015 trabajará de forma desinteresada en las campañas de la FAD.
La música ha sido cedida de manera desinteresada por el DJ, Cristian Varela, quien elaboró el tema también de manera altruista para la campaña de la FAD y el PNsD “Música Dance para que tú no la bailes”.

La campaña permanecerá activa al menos 3 meses, siendo difundida de forma gratuita por la gran mayoría de los medios de comunicación españoles de ámbito nacional, autonómico y local, a quienes la FAD quiere agradecer su colaboración sin la cual sería imposible el desarrollo de este tipo de iniciativas.


fuente: www.fad.es


Publisher por Valencia Adicciones Ivatad
ivatad Author por Valencia Adicciones