Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: cannabis medicinal
Mostrando entradas con la etiqueta cannabis medicinal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cannabis medicinal. Mostrar todas las entradas

2018/10/18

CANNABIS EN CANADÁ YA ES LEGAL

El primer cannabis recreativo se compró legalmente en Canadá la medianoche del pasado miércoles 17 de octubre de 2018 en la isla oriental de Terranova, en medio de una cola de cientos de personas. Canadá se ha convertido en el segundo país después de Uruguay en legalizar la posesión y el uso de cannabis recreativo. La marihuana medicinal es legal en el país desde 2001. Pero sigue habiendo preocupaciones, incluso sobre la disposición de las fuerzas policiales para hacer frente a la conducción con problemas de drogas. Se ha enviado información a 15 millones de hogares sobre las nuevas leyes y hay campañas de concienciación pública. Ian Power, de la ciudad de St John's, comenzó a hacer cola a las 20:00 horas para poder "hacer historia". "Ha sido mi sueño ser la primera persona en comprar el primer gramo legal de cannabis en Canadá, y aquí estoy finalmente", dijo.


CANNABIS LEGALIZACION USO RECREATIVO MARIHUANA CANADA
EL USO RECREATIVO DE CANNABIS EN CANADÁ YA ES LEGAL


Las provincias y los municipios canadienses llevan meses preparándose para el fin de la prohibición del cannabis. Son responsables de establecer dónde se puede comprar y consumir el cannabis. Esto ha creado un mosaico de legislación más o menos restrictiva en todo el país. 

¿Está preparado Canadá para el cannabis legal? Quedan preguntas sin respuesta sobre algunas cuestiones clave sobre cómo funcionará el cannabis legal en Canadá. Varios analistas predicen una escasez de marihuana recreativa en el primer año de legalización a medida que la producción y las licencias continúan aumentando para satisfacer la demanda. Y el propio mercado todavía está en su infancia. Ontario, la provincia más poblada de Canadá, solo comenzará a abrir tiendas minoristas la próxima primavera, aunque los residentes podrán pedir cannabis a través de internet. La Columbia Británica, una de las provincias con las tasas más altas de consumo de cannabis, solo tendrá una tienda legal abierta este miércoles 17/10/2018. Hasta que las tiendas minoristas estén más disponibles, algunos minoristas de cannabis sin licencia, que han florecido en los años transcurridos desde que se propuso la ley, pueden permanecer abiertos. No está claro si la policía los cerrará de inmediato, o si hará la vista gorda. 

El pasado lunes, la Canadian Medical Association Journal publicó un editorial llamando a la legalización "un experimento nacional e incontrolado en el que los beneficios de los productores de cannabis y los ingresos fiscales se proyectan directamente contra la salud de los canadienses". Todavía hay algunos aspectos legales por resolver. Canadá ha introducido nuevos delitos de conducción por problemas de drogas, pero aún existen dudas sobre la fiabilidad de la tecnología de detección y el potencial de los casos de conducción con drogas para obstruir a los tribunales. Las estadísticas federales indican que aproximadamente la mitad de todos los consumidores de cannabis no creen que su conducción se vea afectada después de tomar marihuana. El pasado miércoles, los funcionarios del gobierno anunciaron que presentarán legislación destinada a acelerar las solicitudes de indulto de las personas que han sido condenadas por posesión de menos de 30 gramos de marihuana (una onza). Actualmente hay unos 500.000 canadienses con antecedentes penales por posesión. 

El cambio en la política nacional de drogas también ha creado dolores de cabeza en los Estados Unidos, donde la droga sigue siendo una sustancia controlada a nivel federal. El pasado martes, la Agencia de Protección Fronteriza de Aduanas de Estados Unidos dijo que los guardias fronterizos tendrán "gran libertad" para determinar quién es admisible en el país. Los guardias fronterizos pueden preguntar a los canadienses si fuman cannabis y les podrán negar la entrada si creen que tienen la intención de hacerlo en los Estados Unidos. Canadá también ha desplegado carteles en todos los aeropuertos y cruces fronterizos para advertir a los viajeros que cruzar las fronteras internacionales con la droga sigue siendo ilegal.

La legalización cumple una promesa de campaña de 2015 del primer ministro Justin Trudeau, el líder del Partido Liberal que gobierna. El primer ministro ha argumentado que las leyes de Canadá de casi un siglo de antigüedad que criminalizan el uso de las drogas han sido ineficaces, dado que los canadienses todavía se encuentran entre los usuarios más importantes del mundo. Dijo que la nueva ley está diseñada para mantener las drogas fuera del alcance de los menores y disminuir las ganancias para los delincuentes. El gobierno federal también predice que recaudará 400 millones de dolares al año en ingresos fiscales por la venta de cannabis. La posesión de cannabis se convirtió en un crimen en Canadá en 1923, pero el uso médico ha sido legal desde 2001. 

¿Cuál es la situación en otros lugares? Canadá sigue los pasos de Uruguay, que se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la venta de cannabis para uso recreativo en 2013. Varios estados de Estados Unidos también han votado para poner fin a la prohibición. La marihuana medicinal también está ganando terreno en muchos países europeos. Portugal y los Países Bajos han despenalizado la droga. La corte más alta de Sudáfrica legalizó el uso de cannabis para los adultos en lugares privados en septiembre, aunque la venta de la droga sigue siendo un delito. En abril, Zimbabue se convirtió en el segundo país de África, después de Lesotho, en legalizar el uso de la marihuana con fines médicos. Nueve estados de EE.UU Han legalizado el uso recreativo de la marihuana, mientras que muchos más permiten su uso por motivos médicos. 

¿Cuáles son las nuevas reglas sobre el cannabis? Los adultos podrán comprar aceite de cannabis, semillas y plantas y cannabis seco de productores y minoristas autorizados y poseer hasta 30 gramos (una onza) de cannabis seco en público, o su equivalente. Los comestibles, o los alimentos infundidos con cannabis, no estarán disponibles de forma inmediata para la compra, pero estarán a un año de la fecha de entrada en vigencia. La demora está destinada a dar al gobierno tiempo para establecer regulaciones específicas para esos productos. Las multas por alguna infracción al respecto serán severas. Una persona detenida vendiendo la droga a un menor podría ser encarcelada por hasta 14 años. Algunos críticos dicen que las sanciones son demasiado duras y no son proporcionales a leyes similares, como las de los que venden alcohol a menores. 









dejar la marihuana valencia, dejar el cannabis valencia, adicciones, dejar la cocaína, dejar el alcohol, centro desintoxicación, alcohol, alcoholismo, IVATAD, PSICOLOGÍA ADICCIONES, TRATAMIENTO ALCOHOLISMO VALENCIA, valencia adicciones, dejar las drogas, dejar los porros valencia



Carrer de Pizarro, 1246004 ValènciaValencia

2014/09/14

NEW YORK TIMES, CANNABIS Y LA CASA BLANCA

Las cosas están cambiando. Entre el 26 de Julio y el 5 de Agosto de 2014 uno de los diarios más influyentes de la esfera internacional, The New York Times, publicó una serie de editoriales bajo el título "High Time: An Editorial Series on Marijuana Legalization" que establecía un claro posicionamiento acerca de la despenalización/legalización del uso del cannabis (marihuana, marijuana, porros, hierba, weed etc) en Estados Unidos para los mayores de 21 años.

Lanzaron, no sin valorar previamente lo rentable que puede llegar a ser este asunto, un debate que, seamos sinceros, está en la calle: ¿son efectivas las políticas de restricción y  penalización contra el uso de sustancias estupefacientes? 

El argumento de base no podía ser otro. ¿Pudo la prohibición del alcohol entre 1920 y 1933 en EEUU combatir contra los enormes flujos de poder de las empresas alcoholeras y los intereses político fiscales de los mandatarios del Gobierno de turno? No. Más allá, claro está, de las no menos importantes connotaciones sociales y educativas de cada uno de los países en los que pretendan instaurarse dichas políticas. No es fácil prohibir el uso de una sustancia con la que prácticamente se crece al lado de ella (en este caso el alcohol). Pero es que está ocurriendo lo mismo con el cannabis. Cada vez es más normal, por lo menos en España, ver a gente fumando marihuana por la calle y nadie ya se escandaliza (no estoy diciendo yo con esto que haya que hacerlo).

Como leía recientemente para escribir el anterior post "Lower Power" el malogrado actor Robin Williams ya decía con cierta ironía que allá por 1983 le tocó dejar de beber alcohol en el país del vino.

EL "alegato" también condiciona aspectos étnicos o de raza para justificar dichas medidas abolicionistas pues asegura que con las actuales políticas son los jóvenes afroamericanos y de raza negra quienes más sufren las consecuencias de una acción restrictiva. Alguien da más? 


INCAUTACION POLICIAL DE ALCOHOL EN DETROIT 1922
INCAUTACION POLICIAL DE ALCOHOL EN DETROIT 1922

Bueno, pues para no parecer oportunista o más bien, cuidando un prestigio que de repente uno puede ver como le abandona, The New York Times publicó al mismo tiempo que anuncios a toda página abolicionistas o "pro consumo" otros anuncios también a toda página en dirección absolutamente contraria (prohibicionistas). El debate está servido. Es decir, este tipo de "batallas publicitarias" supongo que son muy rentables, tanto traducidas en dólares como en lectores o en "futuras consideraciones políticas" por parte de los mandatarios. Al fin y al cabo esgrimimos la bandera de la libertad de expresión y expresarse con libertad engrandece a un pueblo. No digo que no. Pero las cosas acerca del uso de las drogas están cambiando si abres el The New York Times y te encuentras esto:


ANUNCIO PRO CANNABIS EN NEW YORK TIMES AGO 2014
ANUNCIO PRO CANNABIS EN NEW YORK TIMES AGO 2014
En este anuncio se puede leer: "Ian eligió la variedad cannabis indica para aliviar sus síntomas de esclerosis múltiple" y "Mientras lucha contra el cáncer, Molly prefiere cannabis sativa". Genial. Además se felicita desde la agencia promotora (un grupo privado que sustenta una de las mayores páginas webs acerca de las variedades de cannabis y de como conseguirlas legalmente) al estado de Nueva York por la recién aprobada Compassionate Care Act que da soporte legal al uso del cannabis medicinal y pasa así a ser ya el estado número 23 con este tipo de legislación (en total son ya 37 estados más Washington D.C. los que poseen legislaciones no restrictivas, o sea más de la mitad del total).

ANUNCIO PROHIBICIONISTA CANNABIS NEW YORK TIMES AGO 2014
ANUNCIO PROHIBICIONISTA CANNABIS NEW YORK TIMES AGO 2014

En el segundo anuncio (prohibicionista) se puede leer: "La legalización de la marihuana significa respaldar un nuevo grupo de corporaciones cuya principal fuente de ingresos es un producto altamente adictivo. Suena muy parecido a un montón de industrias ya colocadas en ese lugar. Muchos hechos están siendo ignorados por estas y otras nuevas organizaciones. Entra en grasisnotgreen.com para ver porqué muchas asociaciones médicas se oponen a la legalización de la marihuana ". 

Para terminar quería hacerme eco de la respuesta que no sin cierto asombro, parece que el objetivo se había cumplido, dio la Casa Blanca en su blog solo 24 horas después a la petición que desde el diario se había dado con esta serie de editoriales, calificada dicho sea de paso por otros medios como de fallida (no olvidemos que acerca del 80 % de norteamericanos según últimas encuestas estarían a favor de una legalización del uso medicinal de la marihuana):


CANNABIS MEDICINAL Y USO RECREATIVO EN EEUU



"La junta editorial de The New York Times opinó en su edición del pasado Domingo 27 de julio 2014 que el gobierno federal debe legalizar la marihuana para los adultos mayores de 21 años. La junta editorial de The New York Times compara la política federal de la marihuana con el fracaso de la prohibición del alcohol y aboga por la legalización basado en el daño infligido a los jóvenes varones afroamericanos que se involucran en el sistema de justicia penal como resultado de cargos de posesión de marihuana. Estamos de acuerdo en que el sistema de justicia penal está en la necesidad de ser reformado y que existe desproporción en todo el sistema. Sin embargo, la legalización de la marihuana no es la solución mágica al problema. 

En su argumentación, el equipo editorial de The New York Times no mencionó una cascada de problemas de salud pública asociados con el aumento de la disponibilidad de la marihuana. Mientras que la policía siempre jugará un papel importante en la lucha contra el crimen violento asociado con el tráfico de drogas, la Administración Obama se acerca el uso de sustancias como un problema de salud pública, no sólo un problema de justicia penal. 


El editorial hace caso omiso de la ciencia y no aborda los problemas de salud pública asociados con el aumento de consumo de marihuana. Aquí están los hechos:


  • El consumo de marihuana afecta el cerebro en desarrollo. Un estudio reciente en el cerebro revela el deterioro del desarrollo de estructuras en algunas regiones del cerebro tras el uso prolongado de la marihuana que se inició en la adolescencia o en adultos jóvenes.
  • El consumo de marihuana se asocia con deterioro cognitivo, incluyendo un menor coeficiente intelectual entre los usuarios crónicos adultos que comenzaron a fumar marihuana a una edad temprana.
  • El consumo de sustancias en niños en edad escolar tiene un efecto perjudicial en su rendimiento académico. Los estudiantes que recibieron ganaron D's o F's eran más propensos a ser usuarios actuales de marihuana que los que obtuvieron A's (45% vs 10%).
  • La marihuana es adictiva. Las estimaciones de la investigación sugieren que alrededor del 9 por ciento de los usuarios se vuelven adictos a la marihuana. Este número aumenta cerca del 17 por ciento entre los que empiezan jóvenes y 25-50 por ciento entre las personas que consumen marihuana a diario.
  • Conducir drogado es una amenaza para nuestras carreteras. La marihuana entorpece la coordinación y tiempo de reacción y es la droga ilícita más frecuentemente encontrada en las personas involucradas en accidentes de automóviles, incluidos los accidentes mortales.


Los editores de The New York Times pueden tener preocupaciones válidas sobre la desproporcionalidad en todo nuestro sistema de justicia penal. Pero nosotros, como responsables políticos no podemos ignorar el hecho científico básico de que la marihuana es adictiva y el consumo de marihuana tiene consecuencias nocivas. El aumento del consumo genera un aumento de los costes financieros en salud pública para la sociedad. Las sustancias adictivas como el alcohol y el tabaco, que son legales y sometidos a imposición, ya resultan mucho más los costos sociales que los ingresos que generan. El costo para la sociedad del alcohol solo se estima en más de 15 veces los ingresos obtenidos por su imposición. Por esta razón, la Administración Obama y la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas siguen comprometidos con la prevención del consumo de drogas, el tratamiento, el apoyo para la recuperación, e innovadoras estrategias de justicia criminal para romper el ciclo de uso de drogas y la delincuencia asociada. Este enfoque está ayudando a mejorar la salud pública y la seguridad en las comunidades de todo Estados Unidos. 

Dos estudios recientes realizados por el no partidista Instituto RAND sugieren que políticas de drogas que las hicieran más disponibles probablemente no eliminarían las ventas ilícitas ni aumentarían los ingresos fiscales en la medida en que los defensores de la legalización de la marihuana predicen. El primer estudio examinó varios métodos para medir el consumo de marihuana y encontró que las personas menores de 21 años representan una parte importante del consumo de marihuana. En la mayoría de los planes de legalización los menores de 21 no sería capaces de comprar marihuana legalmente; por lo tanto, ellos continuarían recurriendo al mercado negro de la marihuana ilícito o desviado para obtener la droga. El segundo estudio examinó el impacto probable de la iniciativa de 2012 de California para legalizar el consumo de marihuana y llegó a la conclusión de que los precios bajos de forma espectacular para la marihuana como resultado de la legalización podría significar sustancialmente menor ingreso fiscal potencial para el Estado. 

También estamos manteniendo una estrecha vigilancia sobre los estados de Washington y Colorado, en conformidad con la directiva proporcionada por la Procuraduría General en agosto de 2013. 


Cualquier discusión sobre el tema debe estar guiada por la ciencia y la evidencia, no la ideología y la ilusión. La Administración Obama sigue oponiéndose a la legalización de la marihuana y otras drogas ilegales, porque va en contra de un enfoque de salud pública para reducir el consumo de drogas y sus consecuencias. Nuestro enfoque se basa en la comprensión de la adicción como una enfermedad que puede prevenirse y tratarse con éxito, y de la cual las personas pueden recuperarse. Vamos a seguir centrándonos en la reforma de la política de drogas de origen, una estrategia que rechaza los extremos y promueve el acceso ampliado al tratamiento, los esfuerzos de prevención basados ​​en la evidencia, y las alternativas al encarcelamiento".







www.whitehouse.gov  /  www.nytimes.com



Publisher por Valencia Adicciones Ivatad
ivatad Author por Valencia Adicciones 









2013/10/29

DROGAS LEGALES O ILEGALES

Legalización de las drogas

"Las prohibiciones a drogas como el éxtasis, las "setas mágicas" o al LSD dañaron la investigación científica sobre el cerebro y detuvieron el avance de la medicina, al igual que el veto al estudio con células madre del ex líder estadounidense George Bush".
David Nutt, profesor de neuropsicofarmacología del Imperial College de Londres y ex asesor jefe sobre drogas del Gobierno británico, dijo que la prohibición internacional de las drogas psicodélicas y otras sustancias que alteran la mente en los últimos 50 años ha tenido consecuencias dañinas y perversas.
"Cuando una droga se vuelve ilegal, realizar una investigación experimental sobre ella es casi imposible", dijo Nutt a periodistas en una conferencia en Londres, de cara a la publicación de su nuevo libro "Drugs. Without the hot air".


DRUGS WITHOUT THE HOT AIR DAVID NUTT
DRUGS WITHOUT THE HOT AIR
DAVID NUTT

La ciencia y las drogas

El científico comparó esta situación con la que padeció la investigación con células madre bajo el mandato del ex presidente George W. Bush, quien prohibió cualquier estudio nuevo con células madre embrionarias entre el 2001 y el 2009, una medida que muchos expertos consideran retrasó el campo por años.
Nutt manifestó que el problema con el enfoque actual sobre las políticas ligadas a las drogas a nivel global, que se centran en prohibir las sustancias que se creen más dañinas, "es que se pierde perspectiva, porque estas drogas bien podrían brindar conocimiento de áreas de la ciencia que necesitan ser exploradas y también nos darían nuevas oportunidades terapéuticas".
"Casi todas las drogas que son de interés en términos de fenómenos cerebrales como la conciencia, la percepción, el humor o la psicosis, como son la ketamina, el cannabis o algunos tipos de hongos, actualmente son ilegales. Por ello, casi no hay trabajo científico en este campo", dijo Nutt.
El científico realizó el año pasado un pequeño ensayo con humanos para estudiar los efectos de la psilocibina, el ingrediente activo de las "setas mágicas", sobre el cerebro.
Contrariamente a lo que esperaban los científicos, el estudio halló que la psilocibina no aumenta sino que suprime la actividad en zonas cerebrales relacionadas con la depresión, lo que sugiere que el fármaco sería un tratamiento útil para esa condición.
Nutt indicó que tuvo que "superar cientos de obstáculos" para poder realizar el estudio, al tener que lidiar con un nivel complejo y costoso de mecanismos de seguridad y normas que le consumieron mucho tiempo y habrían hecho claudicar a la mayoría de los científicos.

Obstáculos en la investigación con las drogas

El profesor, que fue despedido en el 2009 tras una disputa de alto perfil con el Gobierno británico luego de que comparara los riesgos de fumar cannabis con los de montar a caballo, dijo que escribió el nuevo libro con la esperanza de mejorar la comprensión sobre las drogas, tanto legales como ilegales, tanto las medicinales como las recreativas.

PROF. DAVID NUTT DRUGS
PROF. DAVID NUTT


Uso aprobado de ciertas drogas

"No hay casi nadie en la sociedad que no tome drogas de algún tipo. Las opciones que se toman al respecto de la ingesta de drogas incluyen una mezcla compleja de modas, hábitos, disponibilidad y publicidad", indicó el profesor. "Si entendemos más sobre las drogas y tenemos un enfoque más racional sobre ellas, realmente terminaremos sabiendo más sobre cómo lidiar con los daños que provocan", agregó.
Publicado el jueves pasado, el libro busca explorar la ciencia de qué es una droga y cómo funciona. Y debate sobre si la "guerra a las drogas" es más negativa que positiva. David Nutt cree en lo primero.
También especula acerca de por qué la reina Victoria de Gran Bretaña tomó cannabis en un pasado. Aparentemente su médico el Dr. J.R. Reynolds escribió un artículo en la revista médica The Lancet en el que indicó que "cuando es pura y se administra cuidadosamente, (el cannabis) es una de las medicinas de más valor que poseemos". El Doctor Reynolds prescribió la droga a la monarca para ayudarla a lidiar con sus dolores menstruales despues de dar a luz.
El libro también tiene capítulos sobre por qué las personas toman actualmente drogas, y dónde deberían estar -y si debería haber- límites entre las drogas legales como el tabaco y el alcohol y las ilegales como el cannabis o las "setas mágicas".
El profesor Nutt no discute que las drogas sean perjudiciales, pero trata el tema de lo que considera que son decisiones no científicas para prohibir una, como el cannabis, y permitir que otras, como el alcohol, estén disponibles en supermercados. "Las drogas son drogas. Diferirían en términos de sus efectos sobre el cerebro, pero fundamentalmente son todas agentes psicotrópicos, dijo el científico.
"Y es arbitrario si elegimos mantener el alcohol como legal y prohibir el cannabis, o hacer el tabaco legal y prohibir el éxtasis. Esas no son decisiones científicas sino políticas, morales y quizá incluso religiosas" finalizó Nutt.