Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: adicciones no tóxicas
Mostrando entradas con la etiqueta adicciones no tóxicas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta adicciones no tóxicas. Mostrar todas las entradas

2013/10/09

REDES SOCIALES Y MENORES


El uso inapropiado de las redes sociales entre los menores

El 73 por ciento de las familias españolas contempla con recelo el uso las redes sociales al considerar que pueden ser adictivas para los menores. Estos pasan cada vez más tiempo utilizándolas a través del ordenador, el teléfono móvil o las tablets, según un estudio ("Internet y Familia") llevado a cabo por Hijosdigitales.es de la empresa valenciana S2 Grupo. 

En un  reciente comunicado la compañía señala la continua evolución de las nuevas tecnologías. Remarcan su papel como "inmigrantes digitales" y hace que muchos padres vean con dificultad cómo educar a sus hijos en el uso apropiado de internet y las redes sociales.



REDES SOCIALES Y MENORES EN VALENCIA

LAS REDES SOCIALES Y LOS MENORES


El uso de internet en la familia 

S2 Grupo indica en este estudio que el desconocimiento de las herramientas y entornos frecuentados por los jóvenes suele llevar a los padres a optar "por una sobreprotección exagerada o incluso por una dejación de funciones en este ámbito". 


En concreto, un 56 por ciento de los encuestados considera fundamental que los padres realicen algún tipo de control sobre el uso de internet que hacen sus hijos, páginas web que visitan y redes sociales en las que están presentes


En cuanto al establecimiento de una edad mínima para utilizar las Redes Sociales, el 24 por ciento de los encuestados prefiere que sea a partir de los 13 años, y el 18 por ciento que quede restringido hasta los 17 años.

2012/11/16

OTRAS ADICCIONES

Adicción al running


Primero fue la vigorexia y ahora es la adicción al running. Parece que nuestro cerebro está siempre dispuesto a engancharse a algo, al menos se trata de deporte, pero claro, los excesos nunca son buenos y hay que saber mantenerse dentro de lo que se consideran niveles saludables de ejercicio.


La sensación tan gratificante de bienestar que se produce cuando, tras una agotadora sesión de entrenamiento liberando endorfinas, echamos un vistazo al GPS o a nuestro reloj cuenta kilómetros y vemos que nos hemos superado es incomparable. Casi siempre queremos más.


adicción al runnig
ADICTOS AL RUNNIG



Adictos al Runnig

Hasta aquí todo correcto. Espíritu de superación y mentalidad deportiva. Pero hay casos extremos en los que se traspasan los límites de lo razonable y se comienza una dinámica nada positiva para nuestra salud (física y mental). Te das cuenta de que algo no va bien cuando salir a correr está dejando de ser una afición para convertirse en una obligación. Si llueve, nieva o el termómetro está bajo cero te da igual, tú sales a entrenar. Si no lo haces, te sientes mal.

Puedes estar desarrollando una adicción al running cuando buscas tiempo para correr aunque no lo tengas, lo que frecuentemente da pie a disputas con los que te rodean. El caso puede ser extremo si dejas de hacer otras cosas, o de atender a tus seres queridos por salir a correr. Si entrenas aunque estés convaleciente de alguna lesión o si necesitas practicar running al menos con una frecuencia diaria tendrás que pensar en esto.


¿Necesita tratamiento psicológico la adicción al deporte?


Igual ni siquiera te lo habías planteado, puede que simplemente te estuviese ocurriendo y no le habías dado mayor importancia, pero ahora ya no tienes excusa. Si te reconoces en estos síntomas, debes consultar con un especialista para que te aconseje cómo canalizar tu energía para volver a unos índices normales de entrenamiento antes de que tu salud, tu estabilidad mental y tu vida social se vean resentidos por tu adicción al running.

El running tiene muchas ventajas, al igual que otros deportes, sobre todo si se acompaña de un estilo de vida saludable; pero los excesos no son buenos, ni siquiera en el deporte, y abusar de los entrenamientos, forzar la máquina y traspasar los límites, puede acarrear consecuencias de difícil solución. Si es tu caso, cuanto antes pongas remedio, mejor.

2012/03/04

20 PREGUNTAS PARA SABER SI SOY ADICTO A INTERNET

¿Soy adicto a internet?

En Ivatad Valencia Adicciones tenemos la impresión de que el peso de las todavía no reconocidas, oficial ni médicamente, "adicciones a las nuevas tecnologías" van ganando espacio y relevancia en el contexto de la investigación y la documentación relacionadas con Conductas Adictivas. Existe un test de 20 preguntas que pueden servir para evaluar un posible desorden desadaptativo en este tipo de conductas cada vez más frecuentes por el uso "necesario" que hacemos de estas tecnologías.




Atrapado en la Red: Cómo reconocer los signos de la adicción a Internet y una estrategia ganadora para la recuperación


El test de la adicción a internet

Internet Addiction Diagnostic Questionnaire (IADQ) es el primer test válidado en el mundo para diagnosticar la adicción a internet. Desarrollado por la doctora Kimberly Young en 1998, propone 20 cuestiones para determinar el grado de la adicción a internet. Existe una versión reducida de este test con solo 8 preguntas y cuyo enlace facilitamos al final de este artículo.


Puntúa tus respuestas y anótalas:

1. Con que frecuencia te encuentras con que llevas más tiempo navegando del que pretendías estar?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

2. Desatiendes las labores de tu hogar por pasar más tiempo frente al ordenador navegando?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

3. Prefieres excitarte con fotos o videos a través de Internet en lugar de intimar con tu pareja?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

4. Con que frecuencia estableces relaciones amistosas con gente que sólo conoces a través de Internet?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

5. Con que frecuencia personas de tu entorno te recriminan que pasas demasiado tiempo conectado(a) a Internet?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

6. Tu actividad académica (escuela, universidad) se ve perjudicada porque dedicas demasiado tiempo a navegar?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

7. Con que frecuencia revisas el correo electrónico, Facebook o Twitter antes de realizar otras tareas prioritarias?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

8. Tu productividad en el trabajo se ve perjudicada por el uso de Internet?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

9. Te vuelves precavido(a) o reservado(a) cuando alguien te pregunta en que dedicas el tiempo que pasas navegando?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

10. Te evades de tus problemas de la vida real pasando un rato conectado a Internet?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

11. Te encuentras alguna vez pensando en lo que vas a hacer la próxima vez que te conectes a Internet?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

12. Temes que tu vida sin Internet sea aburrida y vacía?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

13. Te sientes molesto cuando alguien te interrumpe mientras estas navegando?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

14. Con que frecuencia pierdes horas de sueño pasándolas conectado(a) a Internet?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

15. Te encuentras a menudo pensando en cosas relacionadas a Internet cuando no estás conectado(a)?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

16. Te ha pasado alguna vez eso de decir "solo unos minutitos más" antes de apagar el ordenador?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

17. Has intentado alguna vez pasar menos tiempo conectado(a) a Internet y no lo has logrado?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

18. Tratas de ocultar cuanto tiempo pasas realmente navegando?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

19. Prefieres pasar mas tiempo online que con tus amigos en la vida real?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

20. Te sientes ansioso, nervioso, deprimido o aburrido cuando no estás conectado a Internet?
1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

Còmo interpretar el test de la adicción a internet

Si tu puntuación está entre 0 y 30, gozas de una relación totalmente sana con respecto al uso de internet.

Si tu puntuación está entre 31 y 45, haces un intenso uso y disfrute de Internet aunque en ocasiones dejes de lado otras facetas de la vida.


Si tu puntuación está entre 46 y 60, está claro que casi todo tu tiempo de ocio lo dedicas a la Internet, en detrimento en muchas ocasiones de otras actividades, lo cual podría provocarte una adicción en el futuro.


Si tu puntuación está entre 61 y 80 es aconsejable que imprimas esta página y consultes con un especialista en Valencia Adicciones para que te realice una evaluación diagnóstica ya que puedes estar padeciendo Adicción a Internet, aunque no seas consciente de ello.

 
Si tu puntuación es mayor de 80, estás claramente sufriendo una Adicción a Internet. Recomendamos que imprimas esta página y consultes a un especialista en adicciones (617 84 64 02).


Versión reducida del test de la adicción a internet




SOY ADICTO A INTERNET. LA ADICCIÓN AL MÓVIL Y LA ADICCIÓN A LOS VIDEOJUEGOS





2012/01/23

SMARTPHONE Y ADICCIONES

LOS ADICTOS AL TELÉFONO MÓVIL EN VALENCIA


Llevo días leyendo noticias sobre un estudio publicado por la Universidad de Worcester en Inglaterra que resultan muy interesantes. Hablan del impacto que tiene el uso continuo de los "samartphones" o teléfonos inteligentes en la población, por cierto, cada vez a edades más tempranas. Habla de como naturalizamos dichos efectos sin prácticamente darnos cuenta de si estamos o no atravesando esa línea invisible que separa el uso del abuso o la dependencia. 

Es curioso, los que utilizan estos dispositivos caen con frecuencia en un tipo de conducta que, pretendiendo mejorar el rendimiento académico, laboral o profesional, acaban "esclavizándose" a múltiples niveles. Sirva como ejemplo, casos de personas que notan las vibraciones de notificación de "un mensaje nuevo" sin que estos existan. Necesidad compulsiva de contar en cualquier sitio y en cualquier momento lo que se está haciendo y cosas por el estilo. Parece cuanto menos, interesante.


“Los smartphones se usan cada vez más para ayudar a las personas a afrontar distintos aspectos de sus vidas. La cuestión es que, mientras más los usamos, más dependientes nos volvemos, y en realidad aumentamos el estrés en vez de aliviarlo. El problema no es la tecnología en sí, sino más bien el uso que se hace de ella".

Este nuevo modo de vivir, hiperconectados, aumenta los niveles de estrés y con esto, enfermedades relacionadas como gastritis, cardiopatías, insomnio y tensión muscular. Incluso, la falta del teléfono móvil y de conexión a internet les produce una sensación de angustia similar a la abstinencia. Se le llama nomofobia.



adicción al móvil valencia


La adicción al móvil en Valencia. La ansiedad por estar ahí


Todo está naturalizado. En Valencia la conducta es semejante, según la psicóloga María Adela Mondelli para quien “el uso de los smartphones está tan naturalizado que nadie lo discute; es totalmente aceptado que una persona mientras toma un café con una amigo conteste un mensaje. También está naturalizado que las personas intercambien mensajes de amor o amistad con personas que jamás conocieron y de este modo, viven un estado de ilusión permanente”. Se dicen cosas como “me voy a comer” o “buenos días, empezó el miércoles”, porque el hecho de decir algo está por encima de lo que se dice. Todo esto nos lleva a una conclusión: existe una marcada ansiedad por ‘estar ahí’. Por tener a todos cerca todo el tiempo, aunque sea a través de la pantalla de un móvil. Eso, sin duda, conlleva un alto nivel de estrés”.

Hasta ahora ese estado emocional era frecuentemente relacionado con el desarrollo de un trastorno de ansiedad generalizado, pero nuevos estudios han comprobado que el estrés aumenta con el uso de este tipo de tecnología, generando daños en el cerebro .

2011/10/21

PREVENCIÓN ADICCIONES NO TOXICAS

Al hilo de lo comentado en anteriores entradas: cada vez más pronto serán frecuentes los seminarios, programas y materiales didácticos enfocados a prevenir el uso inadecuado, susceptible de generar comportamientos desadaptativos de la conductas relacionadas con las nuevas tecnologías, aquí os presentamos el decálogo de "Navega por internet con tus hijos" o el de "Keep your kids safe online" (mantén a salvo a tus hijos en la red).



1. Navega en Internet con tus hijos, oriéntales sobre las páginas más fiables, y enséñales a navegar con un objetivo claro marcado de antemano. Transmíteles que nunca deben proporcionar datos personales en la red.

2. Selecciona los videojuegos a los que juegan tus hijos según las normas PEGI (edad y contenidos). No olvides supervisar también los juegos que se intercambian entre los amigos. Y juega con ellos en alguna ocasión.

3. Establece normas claras para regular el uso de Internet, videojuegos y el móvil. Debe estar muy claro cuándo, cuánto y dónde los utilizan.

4. Enseña a tus hijos que el móvil es para llamadas cortas y urgentes. Hazles responsables de su consumo, que siempre debe ser limitado y estar controlado por ti.

5. Haz uso de los programas de control parental tanto en el ordenador como en las videoconsolas, para evitar que tus hijos se encuentren contenidos inadecuados para su edad.

6. Mantente al corriente de los avances de las Nuevas Tecnologías, para que la llamada brecha digital no suponga un obstáculo en tu labor de proteger a tus hijos.

7. Dialoga con tus hijos, favorece la comunicación positiva y la escucha activa.

8. Edúcales en la gestión inteligente del ocio y del tiempo libre.

9. Esfuérzate para que tus hijos encuentren en ti la confianza y el apoyo para contarte cualquier problema.

10. No olvides ser consecuente y dar ejemplo en tu interacción con las Nuevas Tecnologías y transmite siempre a tus hijos tu amor incondicional.

2011/09/13

EGOSURFING, NARCISISMO Y ADICCIÓN

LAS REDES SOCIALES Y EL EXHIBICIONISMO

Se llama "exhibicionismo 2.0". Es un síndrome que causa estragos psicológicos entre los que "caen" con las redes sociales. Se contagia vía Facebook, Twitter o Messenger, gracias a esos contactos que no pueden dar un paso sin anunciarlo en su muro. No pueden tomar algo sin hacer "check-in" en Foursquare o en Yelp. Cambian de estado sentimental cada dos minutos. También está quien asiduamente pone "Me gusta" en su propio comentario.


Usted debe tener entre sus contactos, casi seguro, a alguien que anuncia en su cuenta de redes sociales: “estoy almorzando con mi amiga Cata en Chipi”, y no ha terminado todavía y ya está escribiendo: “Me voy a comer un helado con Cata”. O el que por la mañana pone en su muro de Facebook, “estoy feliz”. Al mediodía cambia a “estoy aburrida”, y después del almuerzo pone “ya no estoy aburrida”.

¿Cómo no va a aburrirse si no hace nada más en la vida?

Hay quienes pierden su identidad en Facebook, al ponerlo al servicio de su pareja o de sus hijos, enviándo mensajes públicos que sólo a ellos les interesan: “Pili, eres la más exitosa”, “cielo, te merecías ese ascenso”, “eres el mejor hijo del mundo”. Pero ¿por qué no se lo dicen en persona? ¿tiene que enterarse el resto del mundo? 




ADICCION A REDES SOCIALES VALENCIA ADICCIONES
ADICCION A REDES SOCIALES


EGOSURFING

Aunque parezca ficción, está también la persona que cuelga la foto de las flores que su pareja le ha acaba de regalar, para que todos vean lo buena persona que es. O quien "sube" su propio foto aunque esta no le favorezca ni un poquito. Otros se exhiben por partes: cuelgan en su foto de perfil primeros planos de sus piernas, sus ojos, o el torso desnudo. Aúnque los que se cohíben de mostrar abiertamente sus sentimientos, también caen en el voyerismo. Se quejan de las frases tontas y de las fotos absurdas de otros, pero los comentan.

Víctor Solano, dedicado a la consultoría estratégica en comunicación, dice: 

“las redes sociales y los blogs han servido de vitrinas para los ciudadanos comunes. Eso era inédito hasta hace muy poco tiempo. Antes, los de la gran exposición mediática eran las celebridades, los políticos, los deportistas. Ahora, estas herramientas han permitido que personas como usted o como yo podamos mostrarnos, y eso ha hecho que se dispare bastante nuestro ego”.


“Tienen elementos gráficos que les permiten  exponerse a sí mismos y hacer una puesta en escena de lo que consideran que es su triunfo en la vida. Mostramos nuestras pertenencias, viajes, intensa vida social y éxitos laborales. Incluso varias herramientas ofrecen estadísticas y la gente entra a hacer competencias para saber quiénes tienen más contactos”, agrega Solano.


ADICCION A FACEBOOK VALENCIA ADICCIONES

ADICCION A FACEBOOK 



Redes sociales y la notoriedad

A este respecto, la psicóloga clínica Inés Valencia, del Centro Médico Imbanaco, opina:

“por la propia naturaleza de las redes sociales, es fácil desarrollar una dependencia emocional y alteraciones en el comportamiento que nos indican una conducta adictiva. Como la sensación de angustia al no poder acceder a internet, alteración de las prioridades familiares o sociales y cambios del comportamiento”.

No nos digamos mentiras. Todos caemos en eso que la periodista catalana Llucia Ramis llama "egosurfing". “Es un deporte de alto riesgo que consiste en buscarse a uno mismo en Internet. En las redes sociales no buscamos a los demás, estamos ahí para alimentar nuestro ego”, explica. Con Ramis coincide Keith Campbell, un profesor de psicología de la Universidad de Georgia, quien considera que el negocio de Internet está basado en la gratificación del ego y la notoriedad. 

La psicología y la adicción a las redes sociales

Facebook explota esa faceta de autopromoción y de qué manera. Su capital asciende a los 15.000 millones de dólares y en mayo alcanzó los 600 millones de usuarios. Twitter se anunció el jueves y ya tiene 100 millones de cuentas activas en su servicio de mensajes cortos. Los blogs y Youtube son otro caldo de cultivo para los narcisistas online. Sam Vknin, autor de "El maligno amor a uno mismo. El Narcisismo revisitado", explica: 

“el perfil psicológico del narcisista es el más propenso a la adicción a internet, derivado de la adicción que tiene por sí mismo. Este medio da las herramientas apropiadas para aumentar esa voracidad del ego”. Dice Vknin que “nos miramos en Internet para reafirmarnos en nuestra continuidad y existencia. Allí, el feedback de nuestras interrelaciones nos permite enamorarnos de nuestro reflejo cada día. Generando múltiples copias de uno mismo. Uno se siente vivo, su existencia se reafirma y uno adquiere cierta sensación de poder borrar los límites de su alcance”. 

Detrás de muchos usuarios de la blogosfera (más de cien millones), se esconde cierta búsqueda por el reconocimiento. Cierto afán porque un cazatalentos los descubra en su ventana. A algunos les ha funcionado. El argentino Hernán Casciari saltó de su blog "Orsai" a ser columnista de El País. Pérez Hilton pasó de ser "el terror de la farándula" al niño consentido de Hollywood.

Fuente, "La nueva tendencia de los narcisistas online".



Por Valencia Adicciones - Drogodependencias y otras Conductas Adictivas