Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: PROHIBIDO BEBER ALCOHOL

08 septiembre 2018

PROHIBIDO BEBER ALCOHOL

Construyendo la prohibición (1)

La prohibición del consumo de alcohol en Estados Unidos se fue gestando durante siglos de historia del uso generalizado del mismo en este en el país. En 1630 los puritanos, entre los primeros colonos de Europa, trajeron grandes cantidades de cerveza y vino cuando llegaron a la costa este de los Estados Unidos. A principios de la primera década de 1700 la América colonial ya tenía problemas con las bebidas alcohólicas, tanto que Gran Bretaña impuso la prohibición en aquellas fechas. En 1730, el Parlamento británico que supervisaba las colonias americanas, alarmado por el abuso del ron y el brandy en el estado de Georgia, prohibió el transporte de bebidas espirituosas a la colonia. Pero después de que los georgianos pasaron de la agricultura a los alambiques ilegales y el licor importado de Carolina del Sur, el Parlamento británico puso fin a la prohibición 13 años después (irónicamente, el mismo número de años que la prohibición duraría en Estados Unidos casi dos siglos más tarde).

DEJAR EL ALCOHOL VALENCIA ALCOHOLISMO DESINTOXICACION ADICCIONES
Inminente llegada de la Ley de Prohibición sobre el alcohol en 1920


Los destiladores comerciales de ron y whisky estaban bien establecidos en los años anteriores y posteriores a la Guerra de la Independencia (1775-1783), al igual que muchos cerveceros caseros, incluidos los fundadores George Washington y Thomas Jefferson. Las tabernas, a menudo las mejores ubicaciones para la comunicación social y política proliferaron paulatinamente. El Segundo Congreso Continental consideró, pero no aprobó, un proyecto de ley para prohibir el whisky en 1777. El Dr. Benjamín Rush, cirujano general de George Washington durante la Guerra Revolucionaria, escribió en 1785 un argumento pionero y ampliamente leído sobre la templanza, descalificando el whisky, los "ardientes espíritus" y el ron, como hábitos nocivos y asociados con problemas hepáticos, diabetes, gota y locura. Rush, sin embargo, no se opuso a que las personas pudieran beber cerveza y vino.

Pero a principios del siglo XIX, el consumo excesivo de alcohol se convirtió en norma entre los hombres estadounidenses, con el promedio de consumo subiendo de 7 a 12 galones de alcohol por año. El expresidente John Adams declaró en 1811 su "celo por el entusiasmo con el alcohol y contra la propagación del licor fuerte y las tabernas". Entre las primeras organizaciones para protestar contra el consumo excesivo de alcohol se encontraba la Sociedad de Massachusetts para la Represión de la Intemperancia, formada en 1814. Pronto siguieron otros grupos en Connecticut y Nueva York. Con mejores suministros de agua disponibles, el secretario de guerra del presidente Andrew Jackson eliminó las raciones de whisky entregadas a los soldados del ejército de los EEUU y prohibió el consumo de alcohol en las instalaciones militares. El Movimiento Washingtoniano en Baltimore (un grupo de bebedores que piden a otros que se unan para comprometerse a abstenerse del alcohol) comenzó en 1840. Incluso un joven Abraham Lincoln, en su "Temperance Speech" en 1842, elogió el "espléndido éxito de las campañas en contra del consumo de alcohol”, pero también pidió a los cruzados que brindasen "una gota de miel" y "apoyo moral", que no condena, a los bebedores de toda la vida, ALCOHÓLICOS o personas que padecían ALCOHOLISMO.

DEJAR EL ALCOHOL VALENCIA ALCOHOLISMO PSICOLOGOS
"El progreso del bebedor: desde la primera copa a la tumba"
por Nathaniel Currier 1846, advierte que el consumo moderado conduce, paso a paso, al desastre total.

 El nuevo "movimiento por la templanza" galvanizó las denominaciones religiosas de protestantes y católicos que consideraban que beber era pecaminoso. Maine se convirtió en el primer estado en prohibir el alcohol en 1851, desencadenando una tendencia de prohibición Nacional. Oregón, Minnesota, Rhode Island, Massachusetts y Vermont lo hicieron el año siguiente y otros siete estados prohibieron el alcohol en 1855. Sin embargo, no duró mucho esta situación. Los prohibicionistas recurrieron a un problema mayor: abolir la esclavitud. Cuando comenzó la Guerra Civil (1861-1865), el gobierno federal necesitaba ingresos fiscales sobre las bebidas espirituosas y la cerveza para financiar la lucha contra la rebelión sureña. Todos los estados de la prohibición, salvo Maine, derogaron pues sus leyes.

El movimiento por la templanza revivió en los años posteriores a la Guerra Civil, principalmente entre las mujeres, que eran esposas de hombres profesionales de clase media y alta. Estados Unidos estaba experimentando en aquellos momentos grandes oleadas de inmigrantes cuyas culturas incluían beber: como Irlanda (whisky), Alemania (cerveza) e Italia (vino). Lo que se denominó "guerra de las mujeres contra el alcohol” se convirtió en una revolución casi total y sirvió como el primer movimiento de protesta pacífica del país que influiría en generaciones de todo el mundo. Estas mujeres, culpando de la violencia doméstica y los problemas financieros en los hogares por el consumo de alcohol, buscaron deshonrar a los hombres y cerrar muchos salones exclusivos para hombres, o cervecerías y destilerías, a través de enfrentamientos, piquetes y protestas.

En 1873, en Hillsboro, Ohio, Eliza "Madre" Thompson, inspirada por el Dr. Diocleciano Lewis, que daba sermones anti-licor dentro de los salones, hizo que grupos de cantantes de himnos entraran en tiendas y salones, instando con éxito a muchos propietarios a dejar de vender bebidas alcohólicas. La campaña rápidamente se incendió. Los defensores de la templanza suspendieron las ventas de alcohol en partes del Oeste y medio Oeste. La “National Women's Christian Temperance Union” (WCTU), una organización de protesta y cabildeo que comenzó en 1874 estaba dirigida por Francis Willard, y hablaba de instalar una prohibición Nacional sobre el consumo de alcohol. Sus esfuerzos también promoverían el sufragio femenino entre otras cosas. Pero sus éxitos políticos se atrofiaron debido al cabildeo de las compañías de bebidas alcohólicas, que incluso bloquearon los esfuerzos para extender los derechos de voto de las mujeres para evitar que votasen a favor de la prohibición sobre el alcohol.

Un cambio más grande en el camino hacia la prohibición llegó en 1893 con la fundación de la “Liga Anti-Salon”, un grupo prohibicionista que involucraba a menudo a mujeres y estaba encabezado por un hombre, Wayne Wheeler, que demostró ser un táctico político, astuto y despiadado. La Liga debutó durante un período conocido como la “Era Progresiva”, que produjo reformas en los derechos civiles, trabajo, conservación, industria y corrupción política. Wheeler aprovechó el sentimiento antiinmigrante de la época, lo que provocó el temor entre los estadounidenses blancos, principalmente rurales, de que las culturas alcohólicas de los recién llegados de Europa en las áreas urbanas estaban debilitando la fibra moral de la nación. Primero logró que los legisladores "secos" fueran elegidos en Ohio. En 1908, más de 50 condados en Ohio optaron por prohibir el alcohol. Wheeler se dio cuenta de que la prohibición Nacional estaba a su alcance.

A muchos residentes de las ciudades de América les molestaba las decenas de cantinas en sus comunidades que atraían a los hombres de trabajo a derrochar su dinero en alcohol y otros vicios. Pero para los prohibicionistas nacionales, el principal punto de inflexión en su campaña seca fue la Primera Guerra Mundial. Después de que Estados Unidos declarara la guerra a Alemania en abril de 1917, Wheeler y su alianza con asociaciones de mujeres por la temperancia, como la WCTU y otros grupos de iglesias protestantes, pusieron su vista en una enmienda constitucional que prohibiese la mayoría del alcohol. Wheeler y su equipo crearon una poderosa fuerza política nacional en todos los estados, explotando el patriotismo, el resentimiento contra los fabricantes de cerveza alemanes-estadounidenses y se ofrecían para proteger a las tropas estadounidenses de las tentaciones de los licores y los salones. Su primer gran triunfo fue convencer al Congreso para que aprobase la “prohibición de la Guerra”, una prohibición del consumo de alcohol mientras durase la guerra con Alemania. Con el ímpetu de su lado, activistas “secas” propusieron una enmienda de prohibición al Congreso con planes de poder presionar a las legislaturas estatales.

Mientras los soldados estadounidenses morían en los campos de batalla de Europa, el Senado de Estados Unidos el 19 de agosto de 1917 votó 65 a 20 a favor de la 18ª Enmienda. La Cámara de Representantes siguió con un voto favorable de 282 a 128 el 18 de diciembre de 1917. La legislatura de Mississippi, el 18 de enero de 1918, fue la primera de los 36 estados (eran necesarios al menos dos tercios de los 48 estados) que decidieron ratificarla para su inclusión en la Constitución.

Los muertos en la guerra de los Estados Unidos habían aumentado a 100.000 para cuando los votantes acudieron a las urnas el 5 de noviembre de 1918. El armisticio que terminó con la Primera Guerra Mundial se firmó el 11 de noviembre de 1918. Con la guerra y el sentimiento nativo antiinmigrante en el aire, los prohibicionistas tomaron impulso. Semanas más tarde, el 16 de enero de 1919, la 18ª Enmienda se convirtió en Ley después de que la legislatura estatal 36 ª, Utah, la ratificara. La enmienda debía entrar en vigor exactamente un año después.

Pero primero, el Congreso tuvo que aprobar un estatuto federal para implementar la 18ª Enmienda con un proceso legal para prohibir la venta, distribución y el transporte de bebidas de no más de 0.05 por ciento de contenido alcohólico y una oficina de agentes federales para hacerla cumplir. El poderoso Wheeler redactó dicha ley completa: la Ley Nacional de prohibición. Esta ley sería más conocida como “Ley Volstead”, que lleva el nombre del Representante Andrew Volstead, un republicano de Minnesota y presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, quien dirigió el esfuerzo para aprobarla. El Congreso aprobó la “Ley Volstead” en julio de 1919. El acto resistió la oposición del presidente Wilson cuando los legisladores anularon su veto en octubre de ese mismo año.

La nueva Ley Nacional que prohibía el uso de alcohol entró en vigor el 17 de enero de 1920 en Estados Unidos. Las violaciones a dicha ley podrían significar multas de hasta 1000 dólares o incluso meses de cárcel. La calamitosa era de 13 años de prohibición del alcohol en América había comenzado ... 

DEJAR EL ALCOHOL VALENCIA ALCOHOLISMO DESINTOXICACION ADICCIONES PSICOLOGOS IVATAD
El presidente Franklin D. Roosevelt firma el Acta Cullen-Harrison, o "Beer Bill", la primera relajación de la Ley Volstead, el 22 de marzo de 1933. La nueva ley permitió la venta de cerveza y vino que contenía 3.2% de alcohol a partir de la medianoche. el 6 de abril.
https://www.valenciaadicciones.es/contacto/

Carrer de Pizarro, 1246004 ValènciaValencia
VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 20:43