Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: KENSINGTON BLUES

24 septiembre 2018

KENSINGTON BLUES

Al hilo de la última entrada en el blog ("fotografiando adicciones") queremos ofreceros una breve transcripción del genial documento gráfico  "Kensington Blues" (por Jeffrey Stockbridge) que ilustra de forma excepcional la expresión que supone, tanto para las personas como para las comunidades, padecer adicciones. Consigue, bajo nuestro punto de vista, transmitir un estereotipo diferente del adicto a las drogas, ya que en numerosas ocasiones se omite la parte más humana de quienes están afectados por este tipo de patologías.

Kensington Blues “es un proyecto de fotografía llevado a cabo entre 2008 y 2018 de los vecinos y residentes que viven a lo largo de la Avenida Kensington, en el norte de la ciudad de Filadelfia. Durante el siglo XIX, Kensington era un vecindario de clase trabajadora fuerte, un líder nacional de la industria textil y hogar de una población muy diversa de inmigrantes principalmente. La reestructuración industrial de mediados del siglo XX condujo a un fuerte declive económico que incluyó un alto desempleo y una importante pérdida de población. Hoy en día, Kensington Avenue es famosa por el abuso de drogas y la prostitución. La avenida corre 3 millas a través de lo que ahora es un vecindario peligroso y lleno de delincuencia. Las mujeres -algunas tan jóvenes como de veinte años, y otras que han estado dentro y fuera de la avenida durante esos mismos veinte años- pueblan el vecindario en gran número. La prostitución se ha convertido en una norma social. Las drogas como la heroína, la cocaína, el crack o el xanax ® (alprazolam) están agotadas a la vista del transeúnte. Los adictos te venden agujas limpias por un dólar cada una. Las agujas limpias también equivalen a una bolsa de droga. 

Con el rugir de las vías del tren que la sobrevuelan, Kensington Avenue se encuentra en un perpetuo ajetreo. Al trabajar con una cámara 4×5, he elegido deliberadamente un proceso fotográfico lento para ralentizar la velocidad de la vida a medida que pasa a lo largo de la avenida. El enfoque de mi trabajo es el retrato. Quiero aprovechar y plasmar el estado de ánimo de los que viven en Kensington. Me interesa saber cómo las personas sobreviven en este vecindario y en sí mismas. Les pido a los residentes que compartan sus historias y yo grabo el audio o hago que escriban en mi diario. El objetivo de mi trabajo es permitir que las personas se relacionen entre sí de una manera fundamentalmente humana, a pesar de las diferencias comúnmente percibidas. Confío en la confianza y sinceridad de aquellos a quienes fotografío para ayudarme en este proceso” (Jeffrey Stockbridge ©).

JENNIE


Jennie 2017 Jeffrey Stockbridge ©


Jennie C., de 32 años, había estado abusando de las drogas durante casi 20 años antes de que ingresara recientemente (2017) en el centro de recuperación "First Stop" (Primera Parada) en el vecindario de Kensington en Filadelfia. "La primera vez que me la inyecté (la heroína) tenía 17 años", dijo Jennie, que no quiso usar su apellido. "Acababa de graduarme de la escuela secundaria, y ya lo hice desde ese momento en adelante. La vida simplemente se hizo diferente. No sabía que iba a terminar como lo hice. Así fue ya todos los días".

Viviendo en Poconos en aquel momento, Jennie viajaba a Kensington para comprar drogas y luego regresaba a casa. Eventualmente, sin embargo, sus padres la echaron, y Jennie entró y salió de la cárcel con frecuencia, pasando del sofá de una persona a otra, durmiendo en la calle, y a veces recurriendo al trabajo sexual para pagar las drogas. "He tenido algunas malas experiencias en las calles", dijo Jennie. "Se han aprovechado de mí. Me han robado. Me han saltado. Me violaron. No estoy bien, pero tal vez es algo que no he aceptado del todo o realmente, pensándolo bien. Pero esto viene con el territorio de las drogas".

Finalmente, cansada de echar a correr, Jennie aterrizó en "First Stop" hace un mes y medio por recomendación de un amigo. Allí dejó de usar la heroína y de fumar crack, de golpe, sin ayuda farmacológica (a esta forma de desintoxicarse, se le denomina "cold turkey"). Jennie tuvo una semana bastante difícil de retiro. Y ahora está cumpliendo el programa de 12 pasos en el centro de recuperación y se está convirtiendo en parte de una comunidad que trata de mejorar desesperadamente sin dinero gubernamental ni intervenciones médicas.

FRANK


Frank, director de First Stop, Jeffrey Stockbridge ©

"First Stop" no tiene licencia para dispensar Suboxone ®, Metadona o Vivitrol ® (naltrexona). Tampoco su propietario, Tony Gardner (un quiropráctico del condado de Bucks) quiere ofrecerlas, ya que lo ve como "cambiar una adicción por otra", una opinión generalmente sostenida por sus pacientes pero no por muchas otras personas en recuperación, los médicos, y otros centros de tratamiento. 

Frank Aikens, el director de "First Stop", alienta a los ex pacientes a tomar a los residentes bajo sus alas y enseñarles nuevas habilidades. "Tenemos un montón de mano de obra cualificada", dijo Gardner. "Tenemos maestros fontaneros, maestros electricistas, maestros carpinteros, albañiles, todo ese tipo de cosas. Entonces, una vez que los limpiemos y vuelvan a funcionar en la sociedad, eventualmente lo que me gustaría hacer es comenzar nuestra propia empresa de construcción. Cogemos a todo el mundo que viene", dijo Gardner. "Si tiene un registro policial o una orden de arresto, no nos importa, lo admitimos. Lo primero es que le traigamos aquí, le limpiemos, trabajamos en su sobriedad. Entonces podemos gestionar con él su orden de arresto y así poder aclararlo todo"

Durante los primeros 30 días, los residentes no pagan nada, y su estancia se enfoca exclusivamente en estar sobrios bajo la atenta mirada de Frank, de 56 años, nativo de Kensington, y con 30 años de abstinencia, y de  sus compañeros. Luego los alienta a salir y conseguir trabajo. Algunas personas han vivido en "First Stop" durante años. Pero ese no es el objetivo.

CARROLL Y SHELLY


Tic Tac & Tootsie 2009 Jeffrey Stockbridge ©
Conocí a "Tic Tac" y a "Tootsie", también conocidas como "las gemelas", de pie, en la esquina opuesta a Huntingdon Park El Station, a lo largo de Kensington Avenue. En el momento en que hice esta fotografía, las hermanas tenían 20 años y habían estado viviendo en la calle desde hacía más o menos un año (Carroll a la izquierda y Shelly, a la derecha).

Shelly: "La única razón por la que nos prostituimos y estamos aquí es para poder sacar dinero y así tener un lugar para descansar. Nos cuidamos mutuamente, si no puedo obtener dinero, ella me lo da y cualquier dinero que conseguimos lo compartimos. Nuestro dinero está junto, mi dinero es su dinero, su dinero es mi dinero. Hay muchos tipos que te cogen e intentan decirte que son policías encubiertos, que si no tienes sexo con ellos te encierran. Necesitamos dinero rápido porque necesitamos dormir un poco cada día. Quiero decir, créeme, no queremos estar aquí haciendo esto. Esto es lo último que quiero hacer. Pero hago lo que tengo que hacer para cuidar a mi hermana. Porque ella es todo lo que tengo y  yo soy todo lo que ella tiene. Apenas nos prostituimos, lo hacemos de vez en cuando para tener a un lugar donde dormir. Hacemos más o menos un servicio por día"

Carroll: "Empezamos con las "Zanies" (Xanax ®), de vez en cuando tomamos "Wet" (PCP), y a veces usamos Percocet ® (oxycodona), eso es todo. No tomamos drogas duras como heroína o crack, nada de eso. Tampoco bebemos alcohol ... Hemos estado aquí un año. Mi padre vive en una casa a medio camino de aquí y mi madre vive con su novio. Ella nos da dinero de aquí y allá, pero no podemos vivir con ella. Hemos sido violadas, atadas, los muchachos intentan decirnos que son policías encubiertos ... Es por eso que nos mantenemos unidas, y por eso tratamos de estar ahí la una con la otra tanto como nos sea posible ... porque una sin la otra te garantizo que estaríamos muertas. No hubiésemos llegado tan lejos. Estuvimos fuera todo este invierno. No teníamos dónde vivir y lo logramos, durmiendo en la calle ... juntas. Y como ... somos gemelas, pero como ... soy la hermana mayor. Estamos separadas por siete minutos, pero aún así me siento obligada a cuidarla y me duele que no pueda darle una casa y cosas por el estilo. Así que trato de hacer lo mejor que puedo para asegurarme de sacar dinero y tener un lugar donde descansar, para la comida y cosas así. No importa lo que tenga que hacer, cualquier cosa necesaria para eso la haré".


CARROLL


Carroll 2009 Jeffrey Stockbridge ©

Unos meses después de la reunión con Carroll y Shelly, ví a Carroll dormida y sola en los escalones de la iglesia adyacente a Huntingdon El Station. Es mediodía, Carroll está durmiendo como una roca. Carroll a menudo duerme a la intemperie durante el día como medida de seguridad, sujeta firmemente en su regazo una bolsa con sus pertenencias personales. Al volverte vulnerable encuentras un tipo de protección que la activista y escritora Jane Jacobs denomina "Ojos en las calles", también conocida como "Vigilancia Natural". Me acerco e intento hablar con ella, pero está inerte, anclada a los escalones. Se avecina tormenta, así que configuro mi cámara rápidamente y saco una fotografía antes de que caiga una lluvia torrencial. Cuando comienza la lluvia, Carroll vuelve a la vida. Lentamente se levanta y camina hacia las vías para refugiarse ..."

DEBBIE


Debbie 2009 Jeffrey Stockbridge ©
"Mi nombre es Debbie McConnell, y ahora vivo en Staunton, Virginia, llevo 7 años limpia. No recuerdo exactamente en qué hice clic para encontrar la página de Kensington Blues, pero vi algo y pensé que debería hacer clic en ella. Recordé a un tipo tomando fotos allí. Recuerdo también haber escrito en un diario, pero no veo mi entrada en el libro. Pero recuerdo haber escrito algo. Por lo tanto, era como dejarme ver a través de eso y mirar de qué se trataba. Entonces, vi un pequeño vídeo del documental y luego me di cuenta de que conocía a todas las personas que lo componían. Y entonces fui haciendo clic en todas los enlaces y encontré los archivos. Comencé a revisar a cada persona y cuando hice clic en Justine, pensé: esa soy yo, jajaja. Pero mi nombre no es Justine, creo que dije que sí, pero estaba como “uauu”, eso, tan loca … No te envié un correo electrónico de inmediato, supongo que fue como un mes antes, y luego pensé "que bueno, déjame ver si hay una forma de contactarlo" porque pensé: no hay muchas buenas historias que salgan de estas personas, porque sé que muchas de ellas han fallecido y … luego pensé que sería bueno tener al menos algo positivo, ya sabes, después de todo esto". 


Diario Debbie 2009 "I started wrong when I was 21 .." Jeffrey Stockbridge ©

"Sabes una cosa, la chica que se llamaba CORINNE (siguiente fotografía) acaba de morir de una manera terrible, no sé si has oído hablar de ella, pero también está en la página y su diario es … ella fue buena amiga mía durante muchos, muchos años. Estábamos en la cárcel juntas, estábamos en la calle juntas. Peleamos la una junto a la otra, quiero decir que fue ... nosotras, habíamos pasado por el infierno y volvimos, así que fue triste verla allí". JS: Debe ser bastante loco, sabes que has estado cerca de mucha gente en la avenida que no lo hizo (salir), pero tú lo lograste. ¿Por qué crees que lo hiciste? DM: "Solo porque ya no estoy allí, porque siento que, si alguna vez volviese, estoy segura de que sería mi muerte. Recuerdo estar allí sentada pensando "no puedo seguir haciendo esto. No puedo, simplemente no puedo hacerlo". Me han violado cuatro o cinco veces, solamente me han pegado una vez, gracias a Dios. No creo que tengas a Marlo en el libro. ¿Está ella en el libro? ¿Sabes quién es Marlo? Bien, no la vi. Pero recuerdo cuando la golpearon, creo que fue el estrangulador de Kensington, y como la encontraron con la cara desencajada, solo con un sujetador, caminando por la calle. Ella no estaba limpia, sabes, siempre piensas, ¿qué tiene que pasar para que no lo hagas más? 

CORINNE


Corinne 2009 Jeffrey Stockbridge ©

Sigue Debbie: "Es gracioso porque cuando empecé a drogarme, las chicas me decían que todas las chicas de la cárcel del condado de Bucks eran así y decían “eres una aspirante a adicta'”. Piensas “Tú, lo sabes, tú no eres realmente una adicta”. Como tampoco sé por qué pensaron que yo solo quería ser esa persona, por alguna razón, yo solo lo fui. Pero, vengo de una buena familia y un buen vecindario. No vivía en Kensington, vivía en el condado de Bucks. Y solo fue una vez lo de las drogas, con un novio que tuve y su hermana... en fin, así es como empecé. Entonces yo estaba sola, ¿como voy a ir allí? y un día fui y nunca más volví, me quedé atrapada. Eso fue desde 2001 hasta básicamente 2010. Ahora, he estado en la cárcel más de lo que he estado en la calle. Tengo 95 cargos en mi registro. Entonces, esa es mi mayor lucha ahora, y es que no te das cuenta de lo que estás haciendo con tu vida. Cada vez que empieza el día, decides que ya no quieres hacer eso nunca más …"


Debbie 2009 Jeffrey Stockbridge ©

*14 Sep 2018: Deborah Lynn McConnell, de 38 años, del condado de Fairfax, falleció inesperadamente el sábado 4 de agosto de 2018 en Baltimore, Maryland. Su cuerpo fue encontrado en la esquina de las calles Willard y Hollins en el oeste de Baltimore. La forma de la muerte no está determinada, sin embargo, el médico forense ha informado que se encontró Fentanilo en el cuerpo de Debbie.


Debbie 2009 Jeffrey Stockbridge ©


Book SpecsISBN: 978-0-692-75333-0
Linen Bound, 4″x5″ Image Tipped in, De-bossed.
Page Count: 168
Color Photographs: 91
Size: 10” x 12.5” Portrait
Price: $60.00
Kensington Blues + Free Shipping within the United States
Price: $60.00 USD

Buy Now Button

Continuará





adicciones, dejar la cocaína, dejar el alcohol, centro desintoxicación, alcohol, alcoholismo, IVATAD, PSICOLOGÍA ADICCIONES, TRATAMIENTO ALCOHOLISMO VALENCIA, valencia adicciones, dejar las drogas


Carrer de Pizarro, 1246004 ValènciaValencia
VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 19:25