Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: CULPA O INOCENCIA

27 de diciembre de 2014

CULPA O INOCENCIA

San Salvador, 13 Dic de 2014: 

Atraídos por sensaciones nuevas que les hagan olvidar la realidad, muchos jóvenes salvadoreños caen en la tentación de la primera vez. El efecto pasa, y la necesidad de volver a soñar es ahora más apremiante que al principio. La inocencia les vuelve culpables.

Sentimientos de depresión y la curiosidad por probar algo nuevo han hecho que el 20% de los niños salvadoreños que vivieron la guerra (1979 - 1992), que tenían entonces entre nueve y diez años, sean hoy jóvenes narcodependientes.

Buscan, en la inconsciencia de la primera vez, una salida a sus problemas, sin saber que saludar al "crack" supone una despedida forzosa. Diez segundos después de fumar la primera "piedra" se alteran las sensaciones del sistema nervioso central y se produce un vertiginoso efecto de alucinación que se evapora a los diez o quince minutos, provocando un decaimiento mucho mayor al que motivó la primera dosis.

mara drogas crack el salvador
Edgar Bolaños y sus amigos
La necesidad de reemplazar sus angustias y miedos por nuevas ilusiones se transforma en una dependencia física y psicológica que no entiende de moral ni de obligaciones. Muchos adictos dejan de volver a casa y se alojan en moteles o en las champas de San Miguelito, para fumar sin descanso durante seis o siete días hasta que sienten un dolor tan agudo en el pecho que asumen el seguir "aspirando" como un suicidio.

El título de compradores líderes lo pierden cuando se termina la última moneda, y entonces son rechazados por quienes les metieron a empujones en ese mundo. "Cuando ya no tienes más dinero no sirves para los que venden, te apartan y tu autoestima se cae al suelo", confiesa Iván, adicto al "crack" desde hace un año.

Vuelven a sus casas y encuentran un agujero afectivo mucho más hondo que cuando se marcharon. Persiguen en vano el apoyo de unos padres que les dan por perdidos al haberse convertido en pandilleros, violentos y ladrones en su propia casa. No es casual el impacto de las "Maras" en la sociedad Salvadoreña.

salvatrucha cocaina crack drogas adicciones san salvador
El Salvador
Para algunos, es difícil encontrar la salida y continúan adictos a una droga que ha perdido el efecto. Fumar "crack" ya no tiene atractivo, porque resulta demasiado efímero y mezclan la "piedra" con jugo de limón o vinagre para volver la droga a un estado ácido y, así, poder consumir la dosis por vía intravenosa. Las borrosas visiones se alargan unos cuantos minutos más, pero la adicción no les deja que ver que su enfermedad ha llegado a un estado crítico.

Cáncer social

Los narcodependientes son víctimas del terror callejero, la corrupción y la pobreza. Los adictos se hacen agresores y sus acciones generan el miedo social propicio para la aparición de nuevas víctimas.

La manida premisa de que "la violencia genera más violencia" no ha quedado obsoleta, sino que se ha convertido en un patrón social, según muestran las últimas ventanas epidemiológicas de FUNDASALVA.

Los estudios realizados a los largo de 1998 confirmaron que la violencia y las drogas están estrechamente vinculadas. Se analizaron las causas de los ingresos hospitalarios y se comprobó que el 50% de los agredidos, el 14% de los que sufrieron accidentes caseros y el 11% de los accidentados en carretera sufrían los efectos del alcohol y de otras drogas.

Tales estimulantes fueron la causa del 10% de casos por sobredosis y del 3% de los suicidios que se dieron en el país. Escalofriantes cifras que costaron al Ministerio de Salud, hasta agosto de 1998, un gasto de 37 millones de colones.

shy boy drogas adicciones el salvador narcotrafico
Shy Boy
Mientras las arcas del Gobierno combaten los destrozos que el tráfico de drogas ocasiona en la población, los vendedores clandestinos siguen con el objetivo de facilitar la compra a sus clientes. Los motoristas, tanto privados como públicos, no necesitan salir del vehículo para conseguir la droga, ya que las mismas terminales de buses son núcleos claves de tráfico, una manera más de distribuir mercancía menuda por todo el territorio.

Según Mateu Llort, jefe de la Unidad Antidoping, los índices de positividad en los motoristas han aumentado en los últimos cuatro años. En 1996 oscilaban el 9%, y las principales drogas de consumo eran el alcohol, la marihuana y, en tercer lugar, la cocaína. En 1997, la positividad ascendió a un 23%, y aunque el alcohol seguía siendo el preferido de los adictos, el consumo de marihuana y cocaína se había equiparado. Los índices llegaron al 30% en 1998, y la tendencia a fumar "crack", como un derivado de la coca, relegó a la marihuana a la tercera posición. "El 80% de los accidentes han sido a causa de la droga o el alcohol. Encontramos a motoristas con nueve mil nanogramos de cocaína en su cuerpo", afirma Mateu Llort.

... leer más aquí

Salvadorean Childrens




Publisher por Valencia Adicciones Ivatad
ivatad Author por Valencia Adicciones 
VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 13:27