Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: THE LOWER POWER part two

27 de septiembre de 2014

THE LOWER POWER part two

En esta entrada, continuación de la anterior, voy a tratar de unir la evolución que respecto de las drogas y el alcohol tuvieron el actor Robin Williams con la aparente similar historia del también actor Philip Seymour Hoffman. Y de qué representan los hechos acaecidos de tal manera ...

Habíamos dicho que Robin W. había vuelto a beber durante el rodaje de la  película "The Big White" en 2003 después de estar 20 años sin haberlo hecho, cold turkey, sin rehabilitación. También hablamos de cómo Robin lo explicaba en una entrevista en 2013 donde aludía a la expresión "lower power" como catalizador de dicho "reencuentro". 

El hecho es que desde que Williams vuelve a beber con 53 años (2003) hasta que entra en rehabilitación con 56 años (2006) pasa por una experiencia, llámese de recaída, bastante complicada. De hecho, es 8 años más tarde (2014) que tendrá que volverse a ingresar en una clínica especializada para, según fuentes oficiales de su representante, consolidar su recuperación (pues no existía recaída). Un mes y medio más tarde fue encontrado muerto, colgado con un cinturón de vestir en su habitación de su casa de Tiburón (San Francisco) y presentando cortes en las muñecas. No habían rastros de alcohol ni drogas. Ni su autopsia a día de hoy ha revelado lo contrario (que se sepa). La argumentación primaria fue que Williams sufría un proceso de depresión severo.

Pero claro. entre 2006 y 2014 la vida para Robin no fue precisamente fácil (como no lo es para nadie). Se divorcia de su segunda esposa en 2008 ("el alcohol pasa factura"), en 2009 es sometido a una operación a corazón abierto por problemas cardíacos (con las complicaciones que esto representa para un adicto) y su última esposa acaba de revelar que en 2014 le habían diagnosticado un Parkinson incipiente. 

Transcribimos ahora un extracto de la entrevista que concedió a Dotson Rater en 2013 hablando de su adicción, aunque ya en 1998 había concedido otra similar:

- You’ve had two very serious periods of substance abuse. What caused that?
Ninety-nine percent of the people who go through that are trying to deal with some pain. They will say that when they did the drug, they suddenly felt okay. Then, “I’m not so good. I need to get back [to the drug] and be all right again.” It builds into that cycle.
- How did you stop?
The first time I stopped was because my son Zachary was about to be born. I didn’t do rehab or AA. I just stopped.
- Why?
Shame. Fear. I was going to have a kid. I didn’t want to be coked out, going, “Here’s a little switch—Daddy’s going to throw up on you!” I wanted to be a participating parent. Cut to about 20 years later: I’m in Alaska and I think it is okay to drink again. 
- Didn’t your family intervene to get you into rehab in 2006?

It was not an intervention so much as an ultimatum. Everyone kind of said, “You’ve got to do this.” And I went, “Yeah, you’re right.”
- On his first experience with Alcohol Anonymous.
I felt so good about the first AA meeting I attended that I went out and drank the next day. And then I felt so bad that I came to the [next] meeting and said, “I screwed up. I can’t come back.” A friend said, “Why not?” I went, “I drank after the meeting.” And he said, “Hey, we don’t shoot our wounded. Come back". 


adicciones alcohol valencia
Entrevista de R. Williams a Dotson Rater en 1998

- Usted ha tenido dos períodos muy graves de abuso de sustancias. ¿Qué causó eso? 
El noventa y nueve por ciento de las personas que pasan por esto están tratando de lidiar con algo de dolor. Ellos dirán que cuando la tomaban, la droga, de repente se sintieron bien. Entonces, "yo no estoy tan bien. Tengo que volver [a la droga] y estar bien de nuevo. Se basa en ese ciclo. 
- ¿Cómo te detienes? 
La primera vez que me detuve fue porque mi hijo Zachary estaba a punto de nacer. Yo no hice rehabilitación ni AA. Simplemente lo dejé. 
- ¿Por qué? 
Vergüenza. Miedo. Yo iba a tener un hijo. Y no quería perdérmelo "Esto es como un pequeño interruptor -Papá va a tirar para arriba por ti!" Yo quería ser un padre participante. Pero corté unos 20 años más tarde: Estaba en Alaska y creí que estaba bien para beber de nuevo. 
- ¿Tu familia intervino para conseguir que entraras en rehabilitación en 2006? 
No fue una intervención tanto como un ultimátum. Todo el mundo decía cosas como: "Tienes que hacer esto." Y  fui, "Sí, tenéis razón" les dije.
- Y su primera experiencia con Alcohólicos Anónimos?
Me sentí tan bien en la primera reunión de AA a la que asistí que salí y tomé el día siguiente. Y entonces me sentí tan mal que llegué a la próxima reunión y dije: "metí la pata. No puedo volver. Un amigo me dijo: ¿Por qué no? Ves. Porque bebí después de la reunión. Y él me dijo: Eh mira, nosotros no disparamos a nuestros heridos. Vuelve".

- THE MASTER -

El proceso de Philip Seymour Hoffman aunque absolutamente diferente tiene un punto en común con el de Robin Williams: adictos que trás muchos años de abstinencia vuelven a entrar en contacto con sustancias adictivas (que curioso, casualmente también con el alcohol).

Philip, que nunca fue especialmente reacio a hablar de su problema con las drogas, nació en 1967 y ya con 22 años y en un entorno Universitario descandenó un proceso adictivo severo que le llevó a rehabilitación muy joven (1989). Entró en Narcóticos Anónimos (NA) y de hecho se acabó convirtiendo en una especie de "gurú" de aquellos grupos por su larga experiencia y desarrollo ya que continuó asistiendo durante muchos años a aquellas reuniones. En algunas entrevistas reconoce que en aquella época de los 90 tomaba cualquier cosa que caía en sus manos. Trás una aparente "buena rehabilitación" es ya en 2012 (con 45 años) donde al parecer empiezan los problemas de nuevo. 


seymour hoffman alcohol drugs
Promocionando The Master en la muestra de Venecia

Seymour Hoffman en Venecia 2012

Seymour Hoffman tenía una carrera cinematografica a primera vista discreta, sobre todo como actor secundario en donde encontró su entorno natural, hasta que en 2005 consigue un Oscar con su papel como actor principal en la película "Capote". Entre 2005 y 2012 fue nominado como mejor actor secundario hasta en 3 ocasiones. Pues bien, en 2012, 23 años después de no haber tomado ningún tipo de sustancia psicoactiva, ni siquiera alcohol, acude a la Muestra de Venecia a promocionar su película "The Master" y es donde al parecer ,en uno de los festejos que inundan este tipo de eventos, Philip volvió a beber una pequeña cantidad de alcohol. La adicción se desató de forma devastadora en los 24 meses posteriores. Sin buscar demasiado en internet se pueden encontrar fotos de Philip en un bar de un aeropuerto estadounidense en estado dudosamente aceptable, o en un vuelo donde los viajeros dicen haberlo visto entrar al baño en numerosas ocasiones y en condiciones poco estables (con fotografías incluidas). Bueno, quizás la parte mas amarillista de toda esta historia, la que más público atrae. Y también la que más distrae sobre lo importante.

El caso es que trás beber alcohol en 2012 (NO ADMITIDO OFICIALMENTE NUNCA) Philip acabará reconociendo oficialmente que estando sometido a algún tipo de tratamiento farmacológico por algún tipo de dolencia (un tanto ambiguo) fueron los medicamentos prescritos los que de una forma u otra le hicieron volver a tomar heroína. (ERROR. Philip tenía que haberse puesto en contacto con un profesional de adicciones). Philip se conoce a si mismo y ya en 2013 decidió entrar de nuevo en rehabilitación por adicción a opiáceos pero tan solo estuvo 10 dias en una clínica de desintoxicación. Obviamente una adicción no se resuelve en 10 días por mucho que traten de convencernos de que es posible desde algún tipo de planteamiento que dice llamarse profesional, simplemente se desintoxica a la persona. La adicción es un proceso crónico*, grave y mortal si no se trata. 

*De por vida, vaya. Te guste o no, esto es así.

Philip estuvo muy pocos dias después de aquel proceso de 2013 absolutamente reincorporado al circuito comercial, artístico, económico, "only fashion men" y cuasi pornográfico que es la industria de Hollywood. Esto también fue decisivo en el devenir del futúro de Seymour Hoffman. Imprudencia total. Unos que no renuncian (y no entienden o no quieren entender) y otros que no tienen capacidad inmediata de valorar con juicio (los enfermos) cuyas decisiones post consumo les vuelven a llevar de una u otra forma a repetir el contacto con la sustancia. "Ah, ya que la Organización Mundial de la Salud dice que las dependencias tienen caracter recidivante, ya. Vaya, va a ser que sí".

Para no extenderme, Philip fue encontrado muerto el 2 de febrero de 2014 en el baño de un apartamento que tenía alquilado por 4.000 $/mes justo al lado de su vivienda habitual, una mansión en Nueva York de 5 millones de dólares (aspecto llamativo) rodeado de unas 60 bolsas de heroína ACE OF HEARTS y de ACE OF SPADES, con una jeringuilla clavada en el brazo. Los restos de su autopsia revelaron consumos recientes de heroína, cocaína, benzodiacepinas, opiáceos y metabolitos procedentes de medicamentos de prescripción. Vamos, de todo. Hasta arriba. Como toma un adicto.

¿Cual es el nexo de unión entre Robin y Philip más allá de su muerte? Lower power. 

Posiblemente aquella tenue vocecita que los dos escucharon durante mucho tiempo y que fueron incapaces de admitir o identificar para pedir ayuda de nuevo antes que volver a beber, uno aquella copa en Venecia 23 años después, otro en un pueblecito de Alaska 20 años más tarde al ver una botella de Jack Daniels
 
Publisher por Valencia Adicciones Ivatad Author por Valencia Adicciones
alcoholismo valencia adicciones


No hay excusas. El adicto no sabe pedir ayuda y debe aprender a hacerlo. Precisamente esto es lo que se pretende enseñar en los tratamientos de rehabilitación y no solo  eso (si lo hacen solo durante unos años, sean dos, tres o cinco y después dejan de hacerlo no sirve de nada), se les debe enseñar sobre todo a integrar dicha actitud de humildad de por vida. El adicto no puede dejar los grupos de rehabilitación NUNCA, debe asistir a estos con la frecuencia que sea. Lo malo es que llega un momento en que el adicto se cree "curado", y esa es la trampa. Trás leer muchos artículos al respecto hay un titular que no cesa de aparecer en mi cabeza: "¿ deberían servir las muertes de P. Seymour Hoffman y Robin Williams como revulsivos para replantearnos los tratamientos de rehabilitación en drogodependencias ? Respóndete tú mismo/a.

Por otro lado, si eres adicto al alcohol o a otras drogas, no olvides: lower power. Ella no se olvidará de ti nunca. Aunque permanezca en silencio muchos años ...



Publisher por Valencia Adicciones Ivatad
ivatad Author por Valencia Adicciones 



VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 12:22