Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: NEW YORK TIMES, CANNABIS Y LA CASA BLANCA

14 septiembre 2014

NEW YORK TIMES, CANNABIS Y LA CASA BLANCA

Las cosas están cambiando. Entre el 26 de Julio y el 5 de Agosto de 2014 uno de los diarios más influyentes de la esfera internacional, The New York Times, publicó una serie de editoriales bajo el título "High Time: An Editorial Series on Marijuana Legalization" que establecía un claro posicionamiento acerca de la despenalización/legalización del uso del cannabis (marihuana, marijuana, porros, hierba, weed etc) en Estados Unidos para los mayores de 21 años.

Lanzaron, no sin valorar previamente lo rentable que puede llegar a ser este asunto, un debate que, seamos sinceros, está en la calle: ¿son efectivas las políticas de restricción y  penalización contra el uso de sustancias estupefacientes? 

El argumento de base no podía ser otro. ¿Pudo la prohibición del alcohol entre 1920 y 1933 en EEUU combatir contra los enormes flujos de poder de las empresas alcoholeras y los intereses político fiscales de los mandatarios del Gobierno de turno? No. Más allá, claro está, de las no menos importantes connotaciones sociales y educativas de cada uno de los países en los que pretendan instaurarse dichas políticas. No es fácil prohibir el uso de una sustancia con la que prácticamente se crece al lado de ella (en este caso el alcohol). Pero es que está ocurriendo lo mismo con el cannabis. Cada vez es más normal, por lo menos en España, ver a gente fumando marihuana por la calle y nadie ya se escandaliza (no estoy diciendo yo con esto que haya que hacerlo).

Como leía recientemente para escribir el anterior post "Lower Power" el malogrado actor Robin Williams ya decía con cierta ironía que allá por 1983 le tocó dejar de beber alcohol en el país del vino.

EL "alegato" también condiciona aspectos étnicos o de raza para justificar dichas medidas abolicionistas pues asegura que con las actuales políticas son los jóvenes afroamericanos y de raza negra quienes más sufren las consecuencias de una acción restrictiva. Alguien da más? 


INCAUTACION POLICIAL DE ALCOHOL EN DETROIT 1922
INCAUTACION POLICIAL DE ALCOHOL EN DETROIT 1922

Bueno, pues para no parecer oportunista o más bien, cuidando un prestigio que de repente uno puede ver como le abandona, The New York Times publicó al mismo tiempo que anuncios a toda página abolicionistas o "pro consumo" otros anuncios también a toda página en dirección absolutamente contraria (prohibicionistas). El debate está servido. Es decir, este tipo de "batallas publicitarias" supongo que son muy rentables, tanto traducidas en dólares como en lectores o en "futuras consideraciones políticas" por parte de los mandatarios. Al fin y al cabo esgrimimos la bandera de la libertad de expresión y expresarse con libertad engrandece a un pueblo. No digo que no. Pero las cosas acerca del uso de las drogas están cambiando si abres el The New York Times y te encuentras esto:


ANUNCIO PRO CANNABIS EN NEW YORK TIMES AGO 2014
ANUNCIO PRO CANNABIS EN NEW YORK TIMES AGO 2014
En este anuncio se puede leer: "Ian eligió la variedad cannabis indica para aliviar sus síntomas de esclerosis múltiple" y "Mientras lucha contra el cáncer, Molly prefiere cannabis sativa". Genial. Además se felicita desde la agencia promotora (un grupo privado que sustenta una de las mayores páginas webs acerca de las variedades de cannabis y de como conseguirlas legalmente) al estado de Nueva York por la recién aprobada Compassionate Care Act que da soporte legal al uso del cannabis medicinal y pasa así a ser ya el estado número 23 con este tipo de legislación (en total son ya 37 estados más Washington D.C. los que poseen legislaciones no restrictivas, o sea más de la mitad del total).

ANUNCIO PROHIBICIONISTA CANNABIS NEW YORK TIMES AGO 2014
ANUNCIO PROHIBICIONISTA CANNABIS NEW YORK TIMES AGO 2014

En el segundo anuncio (prohibicionista) se puede leer: "La legalización de la marihuana significa respaldar un nuevo grupo de corporaciones cuya principal fuente de ingresos es un producto altamente adictivo. Suena muy parecido a un montón de industrias ya colocadas en ese lugar. Muchos hechos están siendo ignorados por estas y otras nuevas organizaciones. Entra en grasisnotgreen.com para ver porqué muchas asociaciones médicas se oponen a la legalización de la marihuana ". 

Para terminar quería hacerme eco de la respuesta que no sin cierto asombro, parece que el objetivo se había cumplido, dio la Casa Blanca en su blog solo 24 horas después a la petición que desde el diario se había dado con esta serie de editoriales, calificada dicho sea de paso por otros medios como de fallida (no olvidemos que acerca del 80 % de norteamericanos según últimas encuestas estarían a favor de una legalización del uso medicinal de la marihuana):


CANNABIS MEDICINAL Y USO RECREATIVO EN EEUU



"La junta editorial de The New York Times opinó en su edición del pasado Domingo 27 de julio 2014 que el gobierno federal debe legalizar la marihuana para los adultos mayores de 21 años. La junta editorial de The New York Times compara la política federal de la marihuana con el fracaso de la prohibición del alcohol y aboga por la legalización basado en el daño infligido a los jóvenes varones afroamericanos que se involucran en el sistema de justicia penal como resultado de cargos de posesión de marihuana. Estamos de acuerdo en que el sistema de justicia penal está en la necesidad de ser reformado y que existe desproporción en todo el sistema. Sin embargo, la legalización de la marihuana no es la solución mágica al problema. 

En su argumentación, el equipo editorial de The New York Times no mencionó una cascada de problemas de salud pública asociados con el aumento de la disponibilidad de la marihuana. Mientras que la policía siempre jugará un papel importante en la lucha contra el crimen violento asociado con el tráfico de drogas, la Administración Obama se acerca el uso de sustancias como un problema de salud pública, no sólo un problema de justicia penal. 


El editorial hace caso omiso de la ciencia y no aborda los problemas de salud pública asociados con el aumento de consumo de marihuana. Aquí están los hechos:


  • El consumo de marihuana afecta el cerebro en desarrollo. Un estudio reciente en el cerebro revela el deterioro del desarrollo de estructuras en algunas regiones del cerebro tras el uso prolongado de la marihuana que se inició en la adolescencia o en adultos jóvenes.
  • El consumo de marihuana se asocia con deterioro cognitivo, incluyendo un menor coeficiente intelectual entre los usuarios crónicos adultos que comenzaron a fumar marihuana a una edad temprana.
  • El consumo de sustancias en niños en edad escolar tiene un efecto perjudicial en su rendimiento académico. Los estudiantes que recibieron ganaron D's o F's eran más propensos a ser usuarios actuales de marihuana que los que obtuvieron A's (45% vs 10%).
  • La marihuana es adictiva. Las estimaciones de la investigación sugieren que alrededor del 9 por ciento de los usuarios se vuelven adictos a la marihuana. Este número aumenta cerca del 17 por ciento entre los que empiezan jóvenes y 25-50 por ciento entre las personas que consumen marihuana a diario.
  • Conducir drogado es una amenaza para nuestras carreteras. La marihuana entorpece la coordinación y tiempo de reacción y es la droga ilícita más frecuentemente encontrada en las personas involucradas en accidentes de automóviles, incluidos los accidentes mortales.


Los editores de The New York Times pueden tener preocupaciones válidas sobre la desproporcionalidad en todo nuestro sistema de justicia penal. Pero nosotros, como responsables políticos no podemos ignorar el hecho científico básico de que la marihuana es adictiva y el consumo de marihuana tiene consecuencias nocivas. El aumento del consumo genera un aumento de los costes financieros en salud pública para la sociedad. Las sustancias adictivas como el alcohol y el tabaco, que son legales y sometidos a imposición, ya resultan mucho más los costos sociales que los ingresos que generan. El costo para la sociedad del alcohol solo se estima en más de 15 veces los ingresos obtenidos por su imposición. Por esta razón, la Administración Obama y la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas siguen comprometidos con la prevención del consumo de drogas, el tratamiento, el apoyo para la recuperación, e innovadoras estrategias de justicia criminal para romper el ciclo de uso de drogas y la delincuencia asociada. Este enfoque está ayudando a mejorar la salud pública y la seguridad en las comunidades de todo Estados Unidos. 

Dos estudios recientes realizados por el no partidista Instituto RAND sugieren que políticas de drogas que las hicieran más disponibles probablemente no eliminarían las ventas ilícitas ni aumentarían los ingresos fiscales en la medida en que los defensores de la legalización de la marihuana predicen. El primer estudio examinó varios métodos para medir el consumo de marihuana y encontró que las personas menores de 21 años representan una parte importante del consumo de marihuana. En la mayoría de los planes de legalización los menores de 21 no sería capaces de comprar marihuana legalmente; por lo tanto, ellos continuarían recurriendo al mercado negro de la marihuana ilícito o desviado para obtener la droga. El segundo estudio examinó el impacto probable de la iniciativa de 2012 de California para legalizar el consumo de marihuana y llegó a la conclusión de que los precios bajos de forma espectacular para la marihuana como resultado de la legalización podría significar sustancialmente menor ingreso fiscal potencial para el Estado. 

También estamos manteniendo una estrecha vigilancia sobre los estados de Washington y Colorado, en conformidad con la directiva proporcionada por la Procuraduría General en agosto de 2013. 


Cualquier discusión sobre el tema debe estar guiada por la ciencia y la evidencia, no la ideología y la ilusión. La Administración Obama sigue oponiéndose a la legalización de la marihuana y otras drogas ilegales, porque va en contra de un enfoque de salud pública para reducir el consumo de drogas y sus consecuencias. Nuestro enfoque se basa en la comprensión de la adicción como una enfermedad que puede prevenirse y tratarse con éxito, y de la cual las personas pueden recuperarse. Vamos a seguir centrándonos en la reforma de la política de drogas de origen, una estrategia que rechaza los extremos y promueve el acceso ampliado al tratamiento, los esfuerzos de prevención basados ​​en la evidencia, y las alternativas al encarcelamiento".







www.whitehouse.gov  /  www.nytimes.com



Publisher por Valencia Adicciones Ivatad
ivatad Author por Valencia Adicciones 









VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 19:27