Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: VACUNA CONTRA LA DROGA

24 de noviembre de 2013

VACUNA CONTRA LA DROGA


IVATAD (Instituto Valenciano para el Tratamiento de las Adicciones). Los científicos ven una gran promesa en la idea de combinar las vacunas con otras intervenciones para mejorar los resultados de los pacientes en las terapias de las adicciones. Una vacuna eficaz contra las drogas induce una respuesta inmunitaria que bloquea la entrada de dicha droga en el cerebro. Un paciente que ha sido vacunado no obtendrá ninguna recompensa ni el alivio del deseo de tomar la droga diana, y así se habrá reducido la motivación para continuar aún más en la recaída. El gran reto en la fabricación de una vacuna anti-drogas es que las células que producen anticuerpos, los linfocitos B, que normalmente no detectan o responden a las drogas, lo hagan. Para movilizar a los linfocitos B para generar una respuesta de anticuerpos a la droga diana, se están desarrollando vacunas combinadas de dos componentes:

- Una molécula modificada de la droga diana, llamado hapteno, para proporcionar una plantilla para la formación de anticuerpos contra la droga.

- Y una proteína portadora destinada a estimular los linfocitos B formadores de anticuerpos.

VACUNA CONTRA LA DROGA |VALENCIA ADICCIONES
VACUNA CONTRA LA DROGA |VALENCIA ADICCIONES

Típicamente, una vacuna anti-droga se administra junto con un adyuvante, que puede ser otra proteína u otra sustancia. El adyuvante mejora la fuerza de la respuesta de anticuerpos. Hay miles de millones de linfocitos B, y cada uno expresa un diferente anticuerpo en su superficie. Entre todos estos, hay uno cuyo anticuerpo corresponde al hapteno como una cerradura corresponde a una llave. Estimulado por la proteína transportadora en la vacuna, estos linfocitos B se unen al hapteno. Esta unión de alta afinidad desencadena un cambio en los linfocitos-B. El linfocito B recibe la vacuna "complejo-anticuerpo" en sí mismo, entonces se transforma en un plasmocito, que fabrica y libera anticuerpos anti-drogas. El plasmocito se multiplica rápidamente por clonación, dando como resultado la liberación de masiva cantidades de anticuerpo anti-droga en el torrente sanguíneo. Las vacunas contra las drogas se aprovechan de un filtro de tejido que rodea los vasos sanguíneos en el cerebro (barrera hematoencefalica).




El filtro, llamado barrera hematoencefálica, protege el cerebro de la exposición a muchas sustancias potencialmente nocivas que circulan en la sangre. La barrera que normalmente no bloquea las moléculas de drogas, que pasan fácilmente a través de él a pesar de ser neuro-tóxicas. Si un individuo ha sido vacunado no obstante, los anticuerpos producidos por la vacuna, se unen a las moléculas de la droga en el torrente sanguíneo. Las moléculas del componente anticuerpo-droga son demasiado grandes para atravesar la barrera hematoencefálica. De ahí que la droga no pueda entrar en el cerebro y no puede producir efectos psicoactivos ni adictivos. Una vacuna contra la droga será clínicamente útil si la respuesta de anticuerpos que induce es lo suficientemente fuerte y de larga duración. Para evitar que la droga ofrezca efectos psicoactivos, la concentración en sangre de anticuerpos (título) debe ser lo suficientemente alta para interceptar la totalidad o la casi totalidad de las moléculas de droga diana antes de llegar a la barrera hematoencefálica. Para permitir que las vacunas de refuerzo que han de darse a intervalos razonables, el título debe permanecer en un nivel suficiente durante semanas, meses o más. Fuente: www.drugabuse.gov



Publisher IVATAD Valencia Adicciones
Author Valencia Adicciones IVATAD


VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 13:01