Actualizado el

VALENCIA ADICCIONES ®: enero 2012

28 de enero de 2012

TANOREXIA: ADICCION AL BRONCEADO

No nos engañemos, cuando oímos hablar de adicciones pensamos de forma automática en drogas y en personas con un aspecto decrépito. La sociedad nos ha "enseñado" a pensar de este modo; pero las conductas adictivas abarcan mucho más que ese patrón desadaptativo que se produce en algunas personas cuando entran en contacto con sustancias psicoactivas (no olvidemos que de momento, al menos hasta que el ser humano consiga vivir al menos 200 o 300 años, no todo el que consume drogas desarrolla una adicción*). Dicho patrón o forma de comportarse se puede producir también con multitud de conductas que de forma habitual pueden resultar higiénicas, placenteras, saludables o prácticas y que de hecho son rutinariamente utilizadas por todos nosotros: el sexo, internet, las compras, el deporte etc. Se ha detectado que en algunas personas el hecho bastante frecuente como es en algunos países broncear su piel en determinadas épocas del año puede acabar constituyendo un cuadro patológico caracterizado por la necesidad compulsiva de seguir aumentando la tonalidad oscura de su piel de forma permanente, intensiva y progresiva pues en todo momento sienten no alcanzar el nivel que entienden "necesitan para estar satisfechos", a este proceso se le conoce con el nombre de TANOREXIA.


TANOREXIA ADICCION AL BRONCEADO
TANOREXIA ADICCION AL BRONCEADO

Me parece muy relevante pues creo que con mayor intensidad y frecuencia nos vamos a ver en el corto plazo sometidos a este tipo de cuadros o similares. Quiero dejaros un extracto de una entrevista realizada a un alto directivo de la Sociedad Argentina de Dermatología que describe de esta forma la tanorexia: 

“La tanorexia es una adicción patológica al bronceado, y quienes la padecen consideran que su piel siempre está pálida”. Se someten a largas y compulsivas horas bajo el sol porque siempre se ven “pálidos”. Se trata de un término que, en realidad, aún no cuenta con la aceptación total de parte de la comunidad médica.* “Se enmarca dentro de los trastornos dismórficos corporales tales como la anorexia, la vigorexia o la novedosa ortorexia que consiste en la adicción a los productos saludables”, agrega el profesional. Es decir, quienes lo padecen tienen un desfase en su esquema corporal que en este caso los hace ver pálidos o “transparentes”. Así, se someten a largas y compulsivas horas de exposición bajo el sol o incluso a reiteradas sesiones en las camas solares, desafiando arrugas, manchas en la piel y hasta el tan temido cáncer de piel a largo plazo.

“La adicción al bronceado enmarca un patrón obsesivo compulsivo de la personalidad alentado por un requisito social”. Y en realidad, es fácil de comprobar. ¿A quién no le han preguntado qué ha hecho en sus vacaciones si no regresa bronceado? En efecto, la piel dorada es sinónimo de ocio, de bienestar e incluso, de belleza.

La tanorexia se inscribe dentro de las patologías propias del siglo XXI que responden a un patrón sociocultural que pondera a las mujeres extremadamente delgadas y bronceadas como modelos de los saludables. Ahora bien, ¿cómo diferenciar a quien gusta de estar bronceado de quien padece tanorexia? “Es sencillo, quien tiene este trastorno endógeno nunca está conforme con el tono de piel alcanzado, siempre se ve pálido y cree que puede estar aún más bronceado”.

En su afán por alcanzar ese objetivo, se someten a conductas que, por su exceso, se convierten en nocivas. Y en ese grupo se incluyen las reiteradas sesiones en camas solares. Hecho que llevó hace algunos años a que esta técnica favorecía la aparición del cáncer de piel. Muchas campañas de concienciación han llevado a las personas a tener cuidado con este tipo de bronceados.

*Próximamente debatiremos sobre la aparición de adicciones en función de la esperanza de vida media de la especie humana.



Publisher IVATAD Valencia Adicciones
Author IVATAD Valencia Adicciones

VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 11:32

23 de enero de 2012

SMARTPHONE Y ADICCIONES

Llevo días leyendo noticias sobre un estudio publicado por la Universidad de Worcester en Inglaterra que resultan muy interesantes, hablan del impacto que tiene el uso continuo de los "samartphones" o teléfonos inteligentes en la población (por cierto, cada vez a edades más tempranas) y de como naturalizamos dichos efectos sin prácticamente darnos cuenta de si estamos o no atravesando esa línea invisible que separa el uso del abuso y/o de la dependencia. Es curioso, quien utiliza estos dispositivos cae con frecuencia en conductas que pretendiendo mejorar el rendimiento académico, laboral, profesional etc y optimizar, porque no, nuestras relaciones sociales pueden acabar "esclavizándonos" e incluso perjudicándonos a múltiples niveles. Cita como ejemplo casos de personas que notan las vibraciones de notificación de "mensaje nuevo" sin que estos existan, necesidad compulsiva de contar en cualquier sitio y en cualquier momento lo que se está haciendo y cosas por el estilo... me parece cuanto menos, interesante. Os dejo unas cuantas lineas de uno de los artículos, no tienen desperdicio:

“Los smartphones se usan cada vez más para ayudar a las personas a afrontar distintos aspectos de sus vidas. La cuestión es que mientras más los usamos, más dependientes nos volvemos, y en realidad aumentamos el estrés en vez de aliviarlo”, aclaró el doctor Richard Balding, especificando que el problema no es la tecnología en sí, sino más bien el uso que se hace de ella."

Este nuevo modo de vivir, hiperconectados, aumenta los niveles de estrés y con esto, las enfermedades relacionadas como gastritis, cardiopatías, insomnio y tensión muscular. Incluso, la falta del teléfono móvil y de conexión a internet les produce una sensación de angustia similar a la abstinencia.



Todo está naturalizado. En nuestro país la conducta es semejante, según la psicóloga María Adela Mondelli para quien “el uso de los smartphones está tan naturalizado que nadie lo discute; es totalmente aceptado que una persona mientras toma un café con una amigo conteste un mensaje. También está naturalizado que las personas intercambien mensajes de amor o amistad profunda con personas que jamás conocieron y de este modo, viven un estado de ilusión permanente”. Se dicen cosas como “me voy a comer” o “buenos días, empezó el miércoles”, porque el hecho de decir algo está por encima de lo que se dice. Todo esto nos lleva a una conclusión. Existe una marcada ansiedad por ‘estar ahí’, por tener a todos cerca todo el tiempo, aunque sea a través de la pantalla de un móvil. Eso, sin duda, conlleva un alto nivel de estrés”.

Hasta ahora ese estado emocional era frecuentemente relacionado con el desarrollo de un trastorno de ansiedad generalizado, pero nuevos estudios comprobaron que el estrés aumenta con el uso de este tipo de tecnología, generando daños en el cerebro ...

VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 22:21

19 de enero de 2012

LA RUTA DEL BAKALAO A EXAMEN

IVATAD - Instituto Valenciano para el Tratamiento de Adicciones | Hace poco escribí en Facebook que la próxima entrada del blog haría referencia a "la ruta del bakalao, un estudio sociológico 25 años después". La verdad es que no voy a poder cumplir mi palabra, de momento. Quiero revisar con detalle diferentes fuentes bibliográficas que requieren de mucho más tiempo: voy a necesitar leer algún que otro libro como "En éxtasi: drogues, música mákina y ball" del profesor y periodista J. Oleaque y "La Ruta. Una historia a ritmo de música bacalao" de David Sáenz entre otras cosas. Además me gustaría revisar indicadores de los años 80, 90 y 2000 como los indices de admisión a tratamiento, en fin, que parece que me va a llevar más tiempo del que pensaba. De momento quiero reproducir un reportaje de la revista Ajoblanco de 1993 por Carlos Monty que me ha parecido bastante interesante. Dice así:


Secadero de arroz transformado en discoteca


ORIGENES

Cualquiera que ojeara la prensa durante 1993 pensaría que la ya célebre ruta de las macrodiscos valencianas había amanecido ayer. Nada más falso... toma-toma... Algunas discotecas señeras del recorrido como Barraca celebraron este año su 25° aniversario, otra como Spook Factory o Chocolate van ya por el décimo. Así que, aunque la prensa nacional lo venda con tintes de actualidad, el circuito de las discos valencianas tiene ya tantos kilómetros como generaciones.
Para los veteranos de la hostelería levantina, hoy como ayer, mucho del fenómeno tiene que ver con la obsesión turística de los madrileños con el Levante feliz de los sesenta. Entonces, los lanzamientos del soul, como por ejemplo Otis Redding, se hacían para toda España desde las discotecas de Cullera y Gandía, adonde el motor recalentado de los 600 y la familia y uno más acercaban a millones de españolitos en la temporada estival. No alucines. Hasta los inglesitos descubrieron en los ochenta que era mucho más fácil lanzar ciertas promociones cuando el personal tiene las defensas bajas mientras saborea paella con sangría. ¿Alguien recuerda el "Síndrome Benidorm" y "Blue Monday" de New Order? Pues eso,  luego todo es volver a casa, a la rutina diaria, y empezar a pedir en la tienda del barrio los discos del verano. De toda la vida, vamos.
Claro que la ruta bakaladera también tiene sus soportes propios entre todas las rutas veraniegas de costa... dale-dale... El mayor de todos, el de la leyenda de la mescalina. Entre 1983 y 1986 la vanguardia madrileña flipaba con tocar en el circuito costero valenciano. El descaro sexual y la facilidad para salirse del globo con las mescalinas, antes de la fiebre generalizada de la coca (y todo ello en discotecas rurales rodeadas de huerta) en las que sonaba como si tal cosa la crema de la avant-garde del momento, grupos after-punk como Bauhaus, Simple Minds, Sisters of Mercy, Flesh for Lulu o Chameleons, les rompían los esquemas. Personajes sempiternos como Poch o Nacho Canut aparecían con lo puesto, un fin de semana sí y otro también, en la capital del Turia a la caza de mescas o del influyente circuito rosa de la ciudad. Todavía se recuerda la cara de horror del seminarista Manolo Ferreras ante unas mescas en Chocolate  ofrecidas en su honor en los reservados... venga-venga...
DROGAS
No hace tanto, Tony Vidal, relaciones públicas de una de las discos más emblemáticas de aquel primerizo circuito del bakalao, declaraba en la radio libre valenciana "No os engañéis, toda la música ha estado siempre relacionada con las drogas. Si no hay combustible, no hay marcha". Bajo el tópico punk de sex, drugs & rock´n´roll, los "infloncillos" (dígase con la lengua pastosa a las cinco de la mañana y ... risas aseguradas) han sido el gran detonante de la paranoia colectiva que ha puesto en la picota la nula tolerancia generacional de este país.
Los "inflones", como se conoce a las pastillas de XTC o LSD, pero también al speed y sus derivados como el "merluzo", son la más genuina mentira sobre mentira de la ruta. Y por partida doble. Mientras la Audiencia nacional y el todopoderoso Baltasar Garzón se ponen de acuerdo sobre la calificación del éxtasis como droga blanda o dura (puro escaparate, al final se hará lo que la DEA americana mande, que para eso controla el tráfico mundial) Valencia y sus comarcas viven bajo un auténtico estado policial cada fin de semana, con controles contínuos en todos los puntos clave de la ciudad y de las "rutas destroy" y del "bakalao" ... canya-canya.
Lo mejor... todos mintiendo como bellacos. Porque ni se consume tanta droga como el estado y los medios dijeron, ni tan poca como los ruteros declaran cada vez que se les pregunta (todos: agua, coca cola y carajillos, !ja, ja!). Jesús Prol, Jefe Superior de la Policía de Valencia, aseguraba en Radio Nacional el pasado mes de noviembre en pleno momento álgido de la represión: " tampoco hay que exagerar sobre la cantidad de estupefacientes que se consume en la denominada Ruta del Bakalao. A diario se puede producir un consumo más importante en cualquier establecimiento de la ciudad que durante los fines de semana en las macrodiscotecas por donde transcurre la citada ruta". Y lo dicen ellos. Pura hipocresía generalizada, pero que con millones del presupuesto de Interior sirvió para experimentar con nuevos recortes de la libertad ciudadana, control tras control, para unos resultados en aprehensiones totalmente ridículos. Un cheque en blanco para el filtro y la presión contra todo el que se mueva en la noche... el futuro ya está aquí...
Como si de un acuerdo aduanero paranoico del aeropuerto de Miami se tratara, o de Nancy Reagan en plena campaña del "Just Say No", la palabra droga se convirtió en el enemigo público número uno. Los empresarios (luego hablamos) siguieron a rajatabla los consejos de sus abogados y de la policía. Muchas discotecas quitaron las puertas de los excusados de los lavabos, retiraron las cerraduras que aseguraban esa privacidad tan sospechosa o colocaron guardias jurados con encefalograma plano en los servicios y en los parkings, cuando no "estupas" de paisano en la misma pista. Todo por una juventud sana, pero eso sí, "La Juventud baila", que hay muchos puestos de trabajo en juego en la economía sumergida. Consecuencia: ahora, el personal que quiere "ponerse" lo hace antes en los garitos de la ciudad, de Blasco Ibañez a Juan Llorens, donde es más difícil el control acera por acera.
Para más pitorreo: las autoridades histéricas ante los bajos índices de alcoholemia -"Las imprudencias se pagan... cada vez más" (Wyoming dixit)- todos usando trucos populares, como el grano de café, la rodaja de limón y más, para engañar al tubo.
Escuchad el consejo de los punkies irreverentes y cuarentones: The Dickies - "Dices que hay un lugar en el que tienes que encontrar la paz de espíritu y la serenidad / Con una pequeña ayuda de la química moderna / 25 dólares te la pueden comprar... / Sólo di que sí... sí..." (en Just say yes -1991).
MáKINA TOTAL
Mákina, techno, electro-body music, industrial, sonido Valencia... Bakalao. Dicen que el termino "Bakalao" surgió despectivamente para citar la música sintetizada
VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 21:41

3 de enero de 2012

CREE EN LO QUE DESEAS

El año 2012 no va a ser precisamente sencillo pero todos sabemos que en esta vida hay situaciones verdadera y extremadamente más difíciles que posiblemente las nuestras (no hay más que darse una vuelta por cualquier red social o leer los titulares de cualquier medio de difusión para hacerse una idea: desempleo, recortes, crisis, recesión, impuestos, inmigración ilegal, hambruna, guerras etc). Quien iba a pensar que este año empezaría con una muy buena noticia, mi primer artículo en una revista especializada en drogodependencias: 

Novedades Editoriales: Reseña bibliográfica del libro "Soy alcohólico. Historia de una enfermedad" por Ricardo Giner del Centro de adicciones CCAdicciones.

Escribo este mi primer post de 2012 en primer lugar, como no podía ser de otra manera, agradeciendo a cada una de las 6.625 persona/as que han visitado el blog desde Mayo 2011; en segundo lugar este post pretende ser un mensaje de optimismo, de confianza, de fe o llámalo como prefieras. Ni en el mejor de mis sueños pude imaginar que un día una revista tan prestigiosa como es la de AESED (Asociación Española de Estudios en Drogodependencias) publicaría un trabajo redactado por quien os escribe, no es nada del otro mundo, una reseña bibliográfica (evidentemente y al igual que Ignacio yo también soy autodidacta, y de ciencias!) pero es MI PRIMER ARTÍCULO y para mí tiene muchísimo valor, aquí os dejo el principio: 



Solo quiero transmitir una idea: cree en lo que deseas, ve a por ello, se constante, esfuérzate y no pares, siéntete privilegiado,  disfruta del trayecto más que de conseguir el objetivo, lucha por lo que quieres, busca en ti mismo y no reproches nada al entorno, de esta forma (a mí de momento me funciona) llegarás exactamente hasta donde deseas, pero atención, no olvides esto: "Ten cuidado con lo que deseas porque podría hacerse realidad". 

Un saludo a todos/as. Ah, y GRACIAS!


Publisher Valencia Adicciones
Author Valencia Adicciones
VALENCIA ADICCIONES ®, Actualizado en: 11:20